65 SEMINCI (II) | ‘El profesor de persa’ y ‘El año de la furia’ destacan en la segunda jornada del festival

Puppy Love, 'Persian Lessons' y 'El año de la furia' protagonizan las proyecciones de la segunda jornada de la 65 SEMINCI.

0 174

Tras inaugurar su 65 edición con ‘Nieva en Benidorm’ de Isabel Coixet y la proyección de otros títulos como ‘Sweet Thing’ o ‘ Wisdom Tooth’, la SEMINCI llega a su segunda jornada con la exhibición de cintas como ‘Puppy Love’ o ‘Persian Lessons’ en su Sección Oficial o la premiere de la producción hispano-uruguaya ‘El año de la furia’ en la Gala RTVE.

El día arrancaba con ‘Puppy Love’, ópera prima del canadiense Michael Maxxis cuyo pase de prensa tenía lugar a las 8:30 de la mañana en el Teatro Calderón. Tras un día anterior medianamente agotador, el despertarse a las 7:00 para ir a ver una película a una hora tan temprana no sienta nada bien a la hora de disfrutar de su visionado. Y a lo mejor eso influido a que este drama sobre gente desamparada y la prostitución me haya parecido una cinta reincidente y sin rumbo fijo que acaba cayendo en el tedio y en la intrascendencia.

Podemos encontrar una estética y una puesta en escena muy cuidada, unos personajes potentes, un empeño desde la dirección de contar la historia con esmero, de dar lugar al tratamiento de temas y cuestiones interesantes. Pero al final, la sensación que deja ‘Puppy Love’ es la de estar ante elementos ya vistos muy frecuentemente dentro del cine social y sin nada nuevo que aportar. El film navega sin un rumbo fijo y su resultado final es bastante decepcionante.

Por suerte, tras los contratiempos que nos produjo el día anterior la prohibición de no poder acceder a los aseos en los cines y teatros, hoy, al menos en el Teatro Calderón, sí se ha dejado entrar a los baños respetando las restricciones de aforo. Y menos mal, porque la medida era un tanto inhumana y no hacía más que hacer que traer consigo inconvenientes para los espectadores del festival.

Tras ‘Puppy Love’, la siguiente película vista en esta 65 edición de la SEMINCI ha sido Persian Lessons, producción alemana titulada en español como ‘El profesor de persa’. Esta cinta, que llegará próximamente a las salas españolas de la mano de Avalon, ofrece un drama sobre el nazismo y los campos de concentración donde un judío deberá hacerse pasar por persa para poder sobrevivir.

Sí, suena a una historia muy vista y trillada en el cine. Y de hecho lo es. Pero eso no influye a que su resultado final sea excelente. Lo bien que construye a sus personajes, teje sus relaciones y usa su propuesta para ofrecer un homenaje a las víctimas del holocausto, convierte a esta producción alemana en uno de los títulos imprescindibles del festival. Además, Nahuel Pérez Biscayart, el aclamado actor argentino de ‘120 pulsaciones por minuto’; y Lars Eidinger, quien interpretó a Sebastian Fuchs en ‘Sense8’; ofrecen unas interpretaciones impecables. No sería extraño verlos por el palmarés.

Tras estos dos primeros pases, estaba la opción de ir a la sala LAVA a ver la película China ‘The Best is Yet to Come’, pero el estreno del último capítulo de ‘Veneno’ ese mismo día hizo que me decantara por la opción de ir a casa de una amiga a comer, ver el final de la serie, descansar un poco y estar más despierto para el último pase del día, que al fin y al cabo un festival de cine también es agotador. Y ya que vi ‘Veneno’, aprovecho para señalar lo emocionante que fue su epílogo y reivindicar el importante retrato de las personas trans (y de todo el colectivo LGTBI+) que esta ofrece. Si aun no la habéis visto, corred a hacerlo.

‘El año de la furia’ en la Gala RTVE

Y volviendo a la SEMINCI, la última sesión del día fue ‘El año de la furia’, coproducción entre España y Uruguay en donde el director y guionista Raffa Russo plasma los primeros años de los dictadura uruguaya en los años 70.

Que se exhibiera de forma discreta en una única proyección en el Teatro Zorrilla daba a entender que muy buena no podía ser. Pero vaya, que esta afirmación iba por el mal camino, porque dio la casualidad de que sí era buena. Y bastante. El abordar el ambiente político y social desde diversos puntos de vista, personajes y formas da lugar a una película muy rica en recursos e ideas con un trabajo artístico e interpretativo excelente. Tiene algún que otro problema, como el pecar de manipuladora en determinados tramos o el quedarse algo a medias al querer abordar demasiado, pero en su conjunto es una obra muy a tener en cuenta. Destacar sobre todo su representación del papel de los medios de comunicación, la censura o el discurso de muchos de sus personajes.

Por último, mencionar que nuevamente hubo problemas técnicos con la proyección en el Teatro Zorrilla. Exactamente igual que ocurrió el día anterior durante el pase de ‘Wisdom Tooth’, sobre la mitad de la película esta empezó a verse entrecortada hasta que llegó un punto en el que se paró completamente. Se solucionó rápido, pero no deja de ser una interrupción bastante incómoda.

Y sí, me encanta quejarme de las cosas, pero después de vivir muchas malas experiencias y numerosos problemas técnicos en salas de cine, he llegado a la conclusión de que si no me quejo yo no lo va hacer nadie. Y no está de más aprovechar estas crónicas para ello.

 

También podría gustarte Más del autor