Élite | ¿Un éxito adolescente para Netflix o un completo desastre?

La nueva serie de Netflix de la mano de los creadores de 'Física o Química' y '3 Metros sobre el cielo' llega a la plataforma el 5 de octubre de 2018

0 854

La nueva ficción de Netflix para España llega dispuesta a conquistar al público adolescente. De la mano de los creadores de ‘Física o Química‘, ‘Los protegidos‘ y la productora de ‘Tres metros sobre el cielo‘, la compañía de streaming estrena ‘Élite‘, serie que apuesta por ofrecer una ficción al más puro estilo ‘Riverdale‘ para el público hispano mediante un thriller lleno de retorcidas tramas criminales y amorosas. ¿Les habrá salido bien la jugada?

El inicio de ‘Élite’ es bastante sobresaliente. La serie presenta un diseño de producción muy destacable, una gran ambientación, una realización cuidada y deja la impresión de estar ante un producto dispuesto a ser excitante y provocativo bajo una interesante trama que gira en torno a un asesinato. Pero esta impresión no continúa más allá de su primer episodio.

Fotograma de 'Élite' de Netflix
Fotograma de ‘Élite’ de Netflix

 

A medida que ‘Élite’ se va desarrollando el espectador se va cuenta de que nada funciona como debería hacerlo. La trama del asesinato sobre la que aparentemente gira toda la propuesta queda totalmente relegada a un segundo plano, las historias de sus personajes reinciden continuamente en numerosos tópicos vistos en gran cantidad de ocasiones en producciones similares, su estructura narrativa es bastante irregular, los diálogos y situaciones rozan lo absurdo y producen la risa involuntaria y, además, argumentalmente todas tramas derivan hacia lo previsible sin llegar ofrecer demasiado interés en su desarrollo.

En general, lo que apuntaba a ser un producto patrio en la línea de ‘Riverdale’, acaba por convertirse en una repetición de la fórmula de ‘Física o Química’ con toques de ‘Tres metros sobre el cielo’. De hecho, esta cuestión hace que la serie luzca un tanto desfasada para ser un producto estrenado en 2018, pareciendo más una ficción realizada a finales de la década de los 2000 que uno producido este mismo año, lo que podría suponer un problema para empatizar con las generaciones de adolescentes actuales.

Lo más apreciable de ‘Élite’

Si que es cierto que de cara a su final ‘Élite’ vuelve a ofrecer algún aspecto bastante destacable. En sus dos últimos capítulos, algunas de sus tramas logran aportar elementos muy apreciables que consiguen que el interés y el ritmo vuelva a resurgir de cara a su desenlace. Especialmente, destacar el arco argumental de dos personajes homosexuales que alcanza su mayor punto de desarrollo durante el penúltimo capítulo de esta primera temporada.

Por otro lado, la conclusión de esta primera tanda de episodios de ‘Élite’ no acaba por ser muy satisfactoria. Las principales tramas se resuelven de forma poco sorpresiva y algo desganada, apreciándose cómo las intenciones de la serie pasan primero por desarrollar romances y enredos adolescentes antes que en dar coherencia a su propuesta y a sus tramas.

Fotograma de 'Élite' de Netflix
Fotograma de ‘Élite’ de Netflix

 

También destacar el buen apartado musical con el que cuenta la serie, pudiéndose escuchar temas como ‘Malamente’ de Rosalia u otros artistas destacados para el público adolescente como C. Tangana en su banda sonora. Sin embargo, tal vez se abusa demasiado de ello, y en determinados momentos, esta continua presencia de canciones puede terminar por resultar algo cargante y agotadora para el espectador.

Tal vez sea yo, y tal vez a mis 23 años me sea difícil empatizar con una serie adolescente como ‘Élite’, pero la impresión que me deja es la de ser un producto que nada tiene que aportar a lo visto en otros productos similares. Además, realizando una comparación con otros y excelentes productos enfocados al mismo target como puede ser el caso de ‘Skam España‘ de Movistar Plus, se me da entender que tal vez el problema es que ‘Élite’ sea una serie no demasiado lograda.

Temas como las drogas, la delincuencia, la homosexualidad, el VIH o el racismo tienen su hueco en esta nueva serie de Netflix, pero todos estos temas terminan por tener un tratamiento demasiado tópico y superficial en favor de un mayor énfasis en romances, desnudos y recurrentes escenas de sexo. Posiblemente ‘Élite’ encuentre una gran cabida entre su público potencial y acabe convirtiéndose en un nuevo bombazo para la compañía de streaming, pero en mi caso, la impresión que me deja es la de estar ante un producto un tanto desastroso.

40%
Floja

Pese a su cuidada producción, 'Elite' no logra ir más allá de lo visto en otras series y productos adolescentes similares como 'Física o Química' o '3 Metros sobre el cielo'.

  • Calificación de la serie

También podría gustarte Más del autor