‘Paquita Salas’, temporada 2 | La representante de PS Management regresa por todo lo alto

Javier Ambrossi y Javier Calvo ofrecen su trabajo más logrado, original y rompedor

Netflix
0 2.530

Tras una campaña publicitaria sin precedentes en la ficción televisiva de nuestro país, ‘Paquita Salas‘, la ya mítica serie creada por Javier Ambrossi y Javier Calvo, aterriza en Netflix con su segunda temporada. Con su primera tanda de episodios, estrenados originalmente en Flooxer, los Javis supieron ofrecer un producto fresco, divertido, creando un personaje y una propuesta con una funcional fórmula que logró conectar fácilmente con un amplio sector del público.

Ahora, con la llegada de los nuevos episodios, quedaba en el aire la duda de si ‘Paquita Salas’ iba a conseguir mantenerse en la misma línea y resultar igual de efectiva que su anterior temporada o, si por el contrario, la serie podría terminar por ver agotada su fórmula cayendo en la monotonía e irrelevancia. Por suerte, con esta segunda temporada estamos ante el mencionado primer caso: Unos nuevos 5 capítulos de 20-25 minutos de duración en los que la serie repite en efectividad, humor y momentos míticos a la vez que consigue renovarse ofreciendo nuevas propuestas que son una absoluta sorpresa.

En esta segunda temporada, asistiremos a ver a una Paquita Salas que tiene que hacer frente a la crisis que atraviesa su empresa, PS Management. Por ello, veremos a la representante hacer de las suyas para lograr a toda costa algún papel para sus actores y actrices. A partir del entramado de estos nuevos capítulos, se plantearán nuevas situaciones completamente fieles a la esencia de la serie y el personaje, donde, además de volver a apostar por su tan característico humor, se abre un hueco aun mayor a tratar relevantes cuestiones relativas a la industria audiovisual en España y a apostar por un toque más emocional.

Este hecho, supone uno de los puntos más fuertes de los nuevos episodios, especialmente del primero y el tercero, en donde se aprecia como ‘Paquita Salas’ ha adquirido un mayor punto de madurez. En ellos se alude a polémicas situaciones acontecidas recientemente en el cine español o mostrando cierta crítica a prácticas llevadas a cabo en la industria, todo ello desde un gran respeto y de forma muy bientencionada, como bien nos tienen acostumbrados los Javis. Sin embargo, si que es cierto que el conjunto de los capítulos es más irregular que el de la primera temporada, notándose cierto bajón en el segundo y cuarto episodio.

La razón de esta irregularidad se debe, principalmente, a situaciones que pueden llegarse a percibir como mero relleno o a aspectos del guion sin terminar de pulir. Concretamente, esta cuestión del guion es algo de lo que palidece mucho el segundo episodio, donde los Javis dejan de lado la escritura y dejan dicha labor a Brays Efe, el actor bajo la piel de Paquita. Pese a su nuevamente impecable trabajo interpretando a la representante de PS Management, Efe no es tan diestro a la hora de construir y escribir un guion, y eso termina por jugar una apreciable mala pasada al episodio. A pesar de ello, el resultado del capítulo no es para nada ningún desastre. Es más, dentro de él puede encontrarse alguno de los más míticos momentos de la temporada.

Sin embargo, estos altibajos quedan completamente en el olvido en el momento en el que se llega al quinto y último capítulo de la temporada, un episodio sobre el que, sin ninguna duda, me atrevo a afirmar que se trata del mejor capítulo de toda la serie y el trabajo más logrado, original y rompedor que han realizado los Javis en su carrera. Con él, ‘Paquita Salas’ apuesta por un concepto y unas ideas realmente ingeniosas e inesperadas que, en un momento en el que piensas “la serie no va a dar más de sí”, llega y te hace tragarte tus palabras logrando que termines el episodio levantándote de tu asiento y gritando a los cuatro vientos palabras de admiración y asombro hacia lo que acabas de ver.

Un festival de cameos lleno de sorpresas

Como ya ocurrió con la primera temporada, los cameos de muchas de las celebrities del mundo audiovisual español vuelven a ser un elemento principal de ‘Paquita Salas’. En esta ocasión, incluso cobrando aun más relevancia. Durante los cinco episodios, nos encontramos ante una mayor presencia de destacadas celebridades en el reparto, entre las que se pueden encontrar apariciones como las de Roi de ‘Operación Triunfo‘ o Ana Obregón, entre muchos otros. Lo mejor es ir descubriendo todas ellos durante el visionado de los episodios, siendo una cuestión en la que aguardan bastantes sorpresas.

Respecto al reparto principal, cabe mencionar que durante esta temporada personajes como Lidia San José ven aumentada su importancia y relevancia en la serie, contando con un mayor desarrollo y una de las mejores tramas de la temporada. Por el contrario, personajes como Magüi (Belén Cuesta) o Belén de Lucas (Anna Castillo) están bastante desaprovechados durante los nuevos episodios, teniendo una presencia y una importancia muy menor en las nuevas tramas y dejando con una impresión de que no han sabido muy bien qué hacer con ellos.

Puede que a nivel general esta segunda temporada de ‘Paquita Salas’ se sitúe un pequeño peldaño por debajo de su predecesora. Pero pese a ello, la serie y el personaje de Paquita continúan presentando la misma frescura, ofreciendo cinco nuevos capítulos que logran a ofrecer algunos de los momentos más logrados, originales y rompedores que se han podido ver en la ficción televisiva española. Mucho ojo al último capítulo, de lejos, lo mejor de esta temporada y, posiblemente, de toda la serie.

80%
Muy Buena

Sin perder un mínimo de su esencia, 'Paquita Salas' está de vuelta con una magistral 2ª temporada en la que se nos ofrece el que posiblemente sea el trabajo más logrado, original y rompedor realizado por los Javis.

  • Calificación de la serie

También podría gustarte Más del autor