La llamada | Un milagro más grande que el de Fátima

Javier Ambrossi y Javier Calvo trasladan con maestría al cine su reconocida y exitosa obra teatral

0 2.747

sonrisa en la boca. Lágrimas en los ojos. Una emoción en el cuerpo imposible de describir con palabras. Esta es la sensación que se vive durante el visionado de ‘La llamada’, la adaptación al cine de la de aclamada y exitosa obra de teatro de Javier Ambrossi y Javier Calvo; una sensación casi idéntica a la que se vive en las butacas del madrileño teatro Lara en cada una de las representaciones teatrales de dicha obra. Los “Javis” han sabido trasladar con maestría su obra al cine, funcionando igual de bien en pantalla que sobre las tablas, dando como resultado una cinta sobresaliente dispuesta a convertirse en un auténtico clásico instantáneo.

Belén Cuesta, Anna Castillo, Macarena Gómez y Gracia Olayo en la adaptación cinematográfica de ‘La llamada’

 

Un campamento cristiano en Segovia. Dos adolescentes a las que les va el desfase y el reggaetón. A una de ellas se le aparece Dios cantando Whitney Houston. Una monja que pretende animar el campamento con la canción religiosa “firmes en la fe”. Dramas intensos. Momentos alocados. Música de Whitney Houston, Henry Méndez o Soledad Jiménez. Risas. Esto y mucho más es ‘La llamada’. Un mix de elementos que podría resultar la locura más grande vista jamás en pantalla. Y sí, es una locura, pero una locura maravillosa, una locura llena de emoción donde se aprecia una gran intención de fondo. Una intención de ofrecer un regalo al público, queriendo que este se emocione, se conmueva, lo viva. Un hecho que corrobora las grandes mentes detrás del proyecto: Javier Ambrossi y Javier Calvo, jóvenes creadores realmente preocupados por conectar con su audiencia y ofrecer una historia que realmente sea una auténtica experiencia.

La película, traslada al detalle prácticamente toda la obra teatral a la pantalla: mismos detalles, diálogos, escenas,… pero con la diferencia en que en cine muchos de estos aspectos terminan por verse intensificados. El lenguaje cinematográfico permite dar mucho más juego a la historia, jugar con la intimidad de los primeros planos, hacer que sintamos más de cerca a sus personajes, sentir sus emociones, sentimientos, vivir la historia en primera persona. Los Javis se muestran eficaces a la hora de manejar la cámara, sabiendo perfectamente qué es lo que requiere cada escena o situación y planificando todas ellas con solidez, convirtiendo a ‘La llamada’ en un producto incluso mucho más eficaz que su obra de teatro original.

Belén Cuesta y Anna Castillo interpretan a Milagros y Susana en ‘La llamada’

 

Pero el sobresaliente resultado final no corresponde sólo a sus dos directores. Anna Castillo, Macarena García, Belén Cuesta y Gracia Olayo, el reparto de la film y elenco original de la obra de teatro, terminan por convertirse en el alma de la película y en su más absoluto punto a favor. Las cuatro están espléndidas, interpretando su papel con increíble naturalidad y talento, algo nada extraño teniendo en cuenta la gran cantidad de veces que han interpretado sus respectivos papeles a lo largo de estos años en la obra original. Es imposible no enamorarse de sus personajes ante el soberbio gran trabajo de todas ellas.

Si que es cierto, que aunque la película siga casi al 100% el mismo esquema y guion que la obra teatral, se han introducido también bastantes novedades en su desarrollo. Especialmente, destaca la incorporación de nuevos y entrañables personajes como la cocinera del campamento, con una encantadora Maria Isabel Díaz bajo el papel, o el divertido cameo de Esty Quesada, la youtuber conocida como “Soy una pringada”. También se han incorporado nuevas canciones, como el tema principal de la película interpretado por Leiva, además de no dejarse de lado ninguno de los temas musicales presentes e la obra de teatro, mostrados aquí con un mayor trabajo de coreografía y puesta en escena.

Sor Bernarda (Gracia Olayo) enseñando a Milagros (Belen Cuesta) a bailar la coreografía de ‘Firmes en la fe’

 

Es posible que, de primeras, algunos aspectos de la cinta puedan resultar algo chocantes para aquellos que no han tenido ocasión de ver la obra de teatro, como los intensos cambios de registros entre el drama y la comedia, algo que aquí incluso se ve más intensificado que en su representación sobre el escenario. También es posible que aquellos que hayan visto la obra puedan echar en falta algo más de novedad en la adaptación, pero sin embargo, la historia y la adaptación funcionan tan magistralmente bien sobre la pantalla que no es algo que se eche precisamente en falta.

En su conjunto, ‘La llamada’ es una inolvidable experiencia. Un increíble torrente de emociones, música y sentimientos que hará que tras finalizar su visionado quieras volver a vivirla una y una otra. Porque ‘La llamada’ no se ve. ‘La llamada’ se VIVE, y su visionado es una experiencia que ningún espectador debería dejar pasar. Un auténtico milagro de película.

100%
Excelente

Un torrente de emociones, música y sentimientos que ningún espectador debería dejar pasar. Un auténtico milagro de película.

  • Calificación

También podría gustarte Más del autor