Home / Críticas Estrenos / Verano 1993 | La pérdida desde la inocencia

Verano 1993 | La pérdida desde la inocencia

. Por Alberto Cano Llegados ya al ecuador de 2017, se podría decir que no está siendo un gran año para el cine español. Dentro del cine patrio, parece que únicamente ha habido lugar para reincidentes comedias de humor cuñado ("Es por tu bien", "Señor dame paciencia",...), cineastas reconocidos que parecen haber perdido el rumbo o que directamente no saben cómo manejar sus ideas (Alex de la Iglesia con "El Bar"), convencionales y trilladísimos thrillers ("Plan de fuga") o la incursión de nuevos cineastas al largometraje que parecen más empeñados en querer resultar trasgresores que en centrarse en realizar una…

Resumen de Reseña

Calificación de la película

Recomendable

Resumen : "Verano 1993" se trata de un bello, sutil y emocional relato acerca de la pérdida y la adaptación a una nueva vida.

Valoraciónes : Sea el primero!

.

Por Alberto Cano

Llegados ya al ecuador de 2017, se podría decir que no está siendo un gran año para el cine español. Dentro del cine patrio, parece que únicamente ha habido lugar para reincidentes comedias de humor cuñado (“Es por tu bien”, “Señor dame paciencia“,…), cineastas reconocidos que parecen haber perdido el rumbo o que directamente no saben cómo manejar sus ideas (Alex de la Iglesia con “El Bar“), convencionales y trilladísimos thrillers (“Plan de fuga”) o la incursión de nuevos cineastas al largometraje que parecen más empeñados en querer resultar trasgresores que en centrarse en realizar una buena película (Eduardo Casanova con “Pieles“).

Pero entre todo este ambiente, nos llega ahora una pequeña y sutil producción catalana que parece sobresalir muy por encima del resto, estrenada en el pasado Festival de Málaga y llegando a las salas este viernes 23 de junio dispuesta a cautivar al espectador.  Se trata de “Verano 1993” y es, de lejos, lo mejor que ha ofrecido este año el cine español.

La propuesta que nos presenta la directora Carla Simón con “Verano 1993” se trata de un bello, sutil y emocional relato acerca de la pérdida y la adaptación a una nueva vida, plasmado desde el inocente punto de vista de una niña, jugando de forma eficaz con este aspecto y logrando una película realmente cautivadora.

La película se basa en la experiencia personal de su directora, plasmando en ella sus vivencias durante el verano que, según palabras de la cineasta, definió su infancia y la obligó a crecer más rápido que cualquier otra niña de su edad. Y es gracias a cercanía a los hechos narrados por los que Carla Simón logra conmover, mostrar un gran vínculo emocional con la historia y lograr transmitir ese vínculo hacia el espectador.

El plasmar toda la historia desde el punto de vista de la niña protagonista, jugando con todas las posibilidades que esto ofrece, es lo que realmente logra esa empatización hacia la historia, el que espectador se meta en la piel del personaje, de sus vivencias, mostrando una muy cuidadosa y efectiva visión de la pérdida de la inocencia infantil mediante el jugar con diversa información implícita.

Tal vez haya algún que otro aspecto que no termine por convencer dentro del conjunto, como una interpretación no del todo efectiva por parte de Laia Artigas, la niña protagonista; o un cierre que deja intuir que no se tenía del todo claro el cómo ni en qué momento cerrar la historia, pero sin embargo, estos son males muy menores que no ensombrecen el conjunto, pues Verano 1993” resulta una emocional y efectiva historia narrada con gran sensibilidad y maestría, una película que cautivará al espectador.

ESTRENO EN CINES 30 DE JUNIO

Sobre Alberto Cano

Administrador y redactor de Luces, Cámara y Blog. Paso la mayor parte de mi vida en una sala de cine o pegado a un televisor disfrutando películas de todo tipo. Directores como Tim Burton, Hayao Miyazaki o Alfred Hitchcock, géneros como el fantástico, de animación o de terror, y estudios como Disney, Ghibli o Pixar, han marcado toda mi vida cinéfila.