Power Rangers (2017) | Go go power rangers

1 4.109

.

Por Alberto Cano

Es prácticamente seguro que cualquier persona nacida en la década de los 90 o finales de los 80 se haya encontrado alguna vez en su vida ante alguna emisión televisiva de la mítica serie de los Power Rangers. Puede que en aquellos tiempos la serie fuera uno de nuestros placeres culpables de nuestra infancia o adolescencia, pero el recuerdo que llega a nuestros días es el de una serie regida por la cutrez en su máximo esplendor, con una ejecución muy mísera, lo que inevitablemente hace que la curiosidad por ver hoy en día una nueva versión de semejante espectáculo pueda llegar a resultar altamente apetecible. Y lo cierto es que el resultado estos nuevos ‘Power Rangers’ es increíblmente disfrutable.

Lo que aquí nos plantea la cinta dirigida por Dean Israelite, es una versión de los Power Rangers ligeramente diferente a lo que se podría haber esperado de ella, pero diferente en el buen sentido. Toda su propuesta se nos plantea con el mismo tono y estilo que cintas como ‘Chronicle‘ de Josh Trunk o ‘El Club de los Cinco‘ de John Hughes, aportando una gran frescura gracias a su efectivo tono adolescente y al buen encanto de los toques de ciencia ficción. A todo ello también contribuye un muy carismático elenco de personajes, en donde se apuesta por la diversidad de su reparto de forma muy admirable, constituyendo personajes bastante interesantes a los que la película concede un buen y efectivo desarrollo en todo su primer tramo, consiguiendo que el espectador empatice rápidamente con ellos y el interés hacia la historia y la película se vean altamente aumentados.

A partir del segundo acto, la propuesta de ‘Power Rangers‘ viene a deshincharse en cierta medida, siendo consecuencia de un metraje algo estirado donde la acción se hace demasiado de rogar, además de mostrar gran cantidad de secuencias que se antojan un tanto innecesarias. Pero a pesar de ello, se consigue remontar en un último tramo bastante frenético donde el filme se impregna al completo de la esencia clásica de los Power Rangers. La película reivindica con cierta elegancia ese estilo de lo cutre que ofrecía la serie original, ofreciendo unas escenas finales que son un absoluto disfrute, donde tras una larga espera los Power Rangers por  fin desempolvan sus armaduras para poner el broche final al film.

Pese a que no estemos ante un producto del todo memorable, la sensación final con la que se sale de ver ‘Power Rangers’ es la de haber visto un absoluto disfrute de película, un gran entretenimiento enfocado especialmente al público adolescente con reminiscencias al mejor cine realizado sobre este target. Puede que hacia la mitad pierda bastante fuelle, pero en ningún momento deja de poder disfrutarse. Mencionar nuevamente para concluir lo destacable de su apuesta por la diversidad con su carismático elenco de personajes.

ESTRENO EN CINES 7 DE ABRIL

También podría gustarte Más del autor