Home / Críticas Estrenos / Ghost in the Shell (2017) | Un titán sin alma

Ghost in the Shell (2017) | Un titán sin alma

. Por Juan Carlos Aldarias En pleno siglo XXI la fiebre de los remakes de los años 80 y 90 están por las nubes. El último formato con el que quieren intentar probar suerte es el mundo del anime. A la espera de que se le dé luz verde a la nueva versión de Akira, nos llega la adaptación americana de la obra de 1995, Ghost in the Shell.  Protagonizada por Major (Scarlett Johansson)  la cabecilla de un grupo de elite encargado de proteger un Tokyo futurista del crimen de las calles. Un personaje caracterizado por ser el primer hibrido…

Resumen de Reseña

Calificación de la película

Recomendable

Resumen : Un mundo tan real como artificial que nos regala unas estupendas secuencias de acción. Un dulce para aquellos amantes de la ciencia ficción futurista.

Valoraciónes : 4.4 ( 1 votos)

.

Por Juan Carlos Aldarias

En pleno siglo XXI la fiebre de los remakes de los años 80 y 90 están por las nubes. El último formato con el que quieren intentar probar suerte es el mundo del anime. A la espera de que se le dé luz verde a la nueva versión de Akira, nos llega la adaptación americana de la obra de 1995, Ghost in the Shell.  Protagonizada por Major (Scarlett Johansson)  la cabecilla de un grupo de elite encargado de proteger un Tokyo futurista del crimen de las calles. Un personaje caracterizado por ser el primer hibrido perfecto entre máquina y persona. Sus habilidades la enfrentarán a un enemigo empeñado en destruir a Hanka Robotic, una empresa que promueve el avance de la tecnológica cibernética.

Es fácil sentirse atraído por esta historia. Al menos, para una persona ajena al producto original. Como suele ocurrir en este tipo de producciones su apartado visual nos deja atónitos. (Sino no tendría sentido realizar una nueva versión del clásico). Cada escena de acción aporta algo nuevo y espectacular. Puro cine de palomitas futurista, al que hay que añadirle su pulido aspecto creativo (ojo a sus créditos iniciales). Un cuidado arte que dotan la dota de una atmósfera que nos atrapa instantáneamente para relatar una historia de orígenes en un nuevo y atractivo espacio. A fin de cuentas ese termina siendo el nudo, la búsqueda de respuestas por parte de una fría protagonista que no puede dejar atrás sus sentimientos humanos. Esa idea de humanizar a la máquina, crea un concepto realmente interesante y que nos mantiene enganchados en un primer momento.  Sin embargo, ese objetivo principal se diluye. No dejamos de estar ante el típico producto comercial sin alma, que no logra destacar más allá del apartado artístico.

Johansson es el gran vehículo de lucimiento de la cinta. Aunque su elección fue crítica para interpretar al personaje principal (la original tenia rasgos asiáticos, y en la película argumentan convincentemente el cambio de rostro) vuelve a lucir perfecta en pantalla. No se me ocurre otra actriz que hubiera podido tener esa crudeza, agilidad y carisma para caracterizar a un personaje de este nivel. Un rol al que nos tiene acostumbrados gracias a trabajos anteriores en cintas como Los Vengadores o Lucy, volviendo a superarse una vez más. Convirtiéndose en la actriz de acción definitiva (con permiso de Mila Jovovich). En el reparto los nombres de Juliette Binoche, Johan Phillip Asbaek o Chin Han. Meros personajes que aportan pistas para que fluya la transición y que finalmente no dejan una gran huella en la obra, pero al parecer si en personaje protagonista. Michael Pitt, por su místico rol y el legendario Takeshi Kitano, son los únicos que destacan en un reparto que queda a la sombra de su personaje principal.

Comentar que durante su pase pudimos disfrutar de un innecesario ejemplo de los 15 primeros minutos de la película en 3D, para más adelante volver a verlos en 2D. Una comparativa, que no hace más que desmerecer a una técnica que ha ido perdiendo con los años y que no aporta ni la luz, ni la fuerza de las imágenes al proyectarse en 3D. Una iniciativa que finalmente no sirve para nada.

En definitiva un mundo tan real como artificial que nos regala unas estupendas secuencias de acción. Un dulce para aquellos amantes de la ciencia ficción futurista. Y para el resto un filme entretenido con el que pasar el tiempo y dejar la mente en off. ¿Nueva saga a la vista? No lo sabemos, pero larga vida a Scarlett Johansson.

ESTRENO EN CINES 31 DE MARZO

Sobre Juan Carlos Aldarias

  • Rizog

    Supongo que tienen razón al decir en tantos sitios que el producto original debe ser fantástico, pero no me llama tanto la atención la película fuera de que tiene excelentes efectos, más allá de eso, no tengo mucho entusiasmo.

  • Janemel

    Me gustó mucho la película, no obstante no entiendo las duras críticas a Scarlett, veo imágenes de Motoko en anime y realmente no tiene rasgos japoneses puros, ni siquiera el “color de ojos”, sobreentiéndase que ellos siempre hacen sus personajes muy occidentales así que es injusto decir que hay “blanqueo”.Es ilógica la expresión.