Resident Evil: El Capítulo Final | Aquí hemos venido a jugar

0 752

.

Por Alberto Cano

Dentro del sector de los videojuegos, la saga Resident Evil ha ido experimentando una serie de progresivos cambios que la han ido alejando del concepto de survival-horror por el que se caracterizó en un principio, adentrándose en el terreno de la acción ruidosa y mecánicas trilladísimas por pura ambición comercial y dejando ciertamente de lado ese componente de terror que tan buenas y terroríficas sensaciones nos hizo sentir con sus primeras entregas. En su adaptación cinematográfica, la saga prescindió en todo momento de enfocarse hacia el género que dio origen y popularidad a Resident Evil, apostando de manera más anticipada por la acción convencional y monótona; pero al contrario que en los juegos, no nos encontramos en su ejecución ninguna intención de reinventarse y apostar por lo diferente como sí supo apreciarse en juegos como Resident Evil 4, o la subsaga Revelations, sino que en todo momento hemos estado ante una sucesión de filmes cuya única finalidad ha sido el mantenerse fiel a aquello que ha venido funcionando desde su primera película y repitiéndolo en el conjunto de sus consiguientes secuelas, dando como resultado un conjunto de películas reincidentes, algo cargantes y muy alejadas de lo que cualquier asiduo a la saga de videojuegos desarrollada por Capcom podría esperar.

Milla Jovovich luchando contra la corporación UMBRELLA en una escena de ‘Resident Evil: El Capítulo Final’

No es por tanto ninguna sorpresa que llegados a la sexta entrega de la saga cinematográfica Resident Evil nos encontremos ante otra monótona, cargante y un tanto absurda película de acción, lo que conlleva que el espectador habitual de este tipo de cintas se acerque con poca expectativa más allá de disfrutar nuevamente con el personaje de Alice mampurreando a hordas de zombies. Y sí, puede que todo sea un absoluto disparate, pero lo que está claro es que llegados a un punto en el que ni la propia saga se toma en serio a sí misma, no queda otra que acercarse a ver ‘Resident Evil: El Capítulo Final con la única pretensión de disfrutar de su disparata ejecución y de la comicidad que llega a desprender su absoluta falta de coherencia. Evidentemente (y nuevamente) no estaremos ante una gran película, pero lo que está claro es que aquí hemos venido a jugar

El argumento de esta sexta entrega de Resident Evil se nos plantea como la posible conclusión definitiva de la saga cinematográfica. Alice deberá volver a infiltrarse en La Colmena para encontrar un antivirus aéreo que pueda eliminar el Virus T de manera definitiva de la Tierra, un argumento que conlleva a que la película nos traslade nuevamente a los escenarios de la primera película, ahora bajo una nueva perspectiva, y lo cierto es que esta nueva visita a La Colmena se turna como bastante interesante y nostálgica, encontrándose aquí el punto más interesante de esta última entrega. Pero sin embargo, todo queda demasiado lastrado por un guion absurdo, en el más absoluto de los sentidos, y por una bochornosa ejecución de las escenas de acción.

Milla Jovovich luchando contra una gran horda de zombies en una escena de ‘Resident Evil: El Capítulo Final’

Paul W.S. Anderson apuesta por ejecutar las escenas mediante un montaje demasiado precipitado en el que hay planos que apenas llegan al segundo de duración, lo que conlleva a un ritmo frenético pero a la vez cargante, ya que todo se antoja demasiado monótono y repetitivo.  Y en relación a su absurdo guion, todo el tramo final y los giros argumentales hacia los que se turna la historia caen en la ridiculez extrema, produciendo la risa involuntaria en el espectador. Pero como bien se comentaba, aquí habíamos venido a jugar, y jugar conlleva a disfrutar a pesar de la absurdez que se desprende. Ya sabiendo de antemano lo que la saga cinematográfica Resident Evil viene a ofrecer, qué mejor que olvidarse de cualquier inconveniente, coger un buen cubo de palomitas y entrar a la sala con la intención de disfrutar. Otra cosa, pero el entretenimiento es una de las pocas cosas que sí logra este último capítulo de Resident Evil.

ESTRENO EN CINES 03 DE FEBRERO

También podría gustarte Más del autor