Home / Críticas Estrenos / Cincuenta Sombras Más Oscuras | Dame más gasolina

Cincuenta Sombras Más Oscuras | Dame más gasolina

. Por Alberto Cano Regresa el fenómeno 'Cincuenta Sombras'. Poco hace falta hablar del conocido éxito de la trilogía creada por E.L James sobre el apuesto y sensual amo Christian Grey y su sumisa Anastasia Steele, una historia que literalmente nos cuenta cómo un rico empresario viene a querer abusar sexualmente de una joven bastante manipulable, dejándose dominar por la mera cuestión de estar ante un hombre guapo y apuesto. Ciertamente estamos ante un material base bastante abominable, una historia que alcanza tal grado de detestabilidad y ridiculez que en la práctica se podría decir que llega a resultar imposible realizar una adaptación cinematográfica con un mínimo…

Resumen de Reseña

Calificación de la película

Regular

Resumen : Mucho más juguetona, divertida y amena que su predecesora, sin embargo, nuevamente lastrada por su detestable material original.

Valoraciónes : 2.19 ( 4 votos)

.

Por Alberto Cano

Regresa el fenómeno ‘Cincuenta Sombras‘. Poco hace falta hablar del conocido éxito de la trilogía creada por E.L James sobre el apuesto y sensual amo Christian Grey y su sumisa Anastasia Steele, una historia que literalmente nos cuenta cómo un rico empresario viene a querer abusar sexualmente de una joven bastante manipulable, dejándose dominar por la mera cuestión de estar ante un hombre guapo y apuesto. Ciertamente estamos ante un material base bastante abominable, una historia que alcanza tal grado de detestabilidad y ridiculez que en la práctica se podría decir que llega a resultar imposible realizar una adaptación cinematográfica con un mínimo de decencia.

Esto pudo comprobarse en detalle en la primera adaptación al cine de la trilogía, ‘Cincuenta Sombras de Grey‘, una película que en su estreno pudo haber generado cierta curiosidad por el morbo que podría suponer una versión en imagen de tales situaciones. Sin embargo, con su secuela, ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras‘ este interés morboso ya no está presente, y las impresiones que un espectador habitual puede tener hacia su visionado se reducen al puro desinterés hacia el fenómeno. Pero, ¿podría ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras‘ venir a ofrecer algo diferente?

Christian Grey (Jamie Dornan) y Anastasia Steele (Dakota Johnson) en una escena de ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras’

Lo cierto es que ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras‘ resulta un producto bastante más eficaz que su predecesora. En ‘Cincuenta Sombras de Grey‘, su realizadora, Sam Taylor-Johnson, tuvo ciertamente un interés por venir a mostrar una adaptación más cuidada, seria y elegante de la novela de E.L. James, pero el problema vino en que el tratamiento serio de tal ridículo y detestable material terminaba por jugar una mala pasada al filme, resultando sus secuencias y situaciones ciertamente chocantes y su desarrollo turnándose hacia la monotonía y el puro tedio. Con esta secuela, parece que han tenido del todo claro prescindir de cualquier otra pretensión que la de acercarse al espectador potencial del film, dando como resultado una cinta mucho más juguetona, divertida y bastante más entretenida y amena.

Sin embargo, nos encontramos de nuevo con el principal problema de la anterior cinta: el material original de la novela resulta tan sumamente detestable que resulta imposible poder destacar un mínimo de calidad de semejante exhibición machista. En el texto en el que analizaba ‘Cincuenta Sombras de Grey’ me dispuse a comparar la cinta y su argumento con una canción de reggaeton, con ese mismo contenido machista que desprenden tales canciones, resultando de nuevo necesaria esta misma comparación, porque aquí, en ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras‘, el personaje de Anastasia Steele viene pidiendo precisamente “más gasolina”, sigue queriendo someterse a un hombre que sólo parece quererla para abusar de ella por el mero hecho de ser alguien guapo y apuesto, viéndose todo ello representado en situaciones que rozan el puro esperpento.

Christian Grey (Jamie Dornan) y Anastasia Steele (Dakota Johnson) compartiendo un íntimo momento en ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras’

[AVISO DE SPOILER] Es realmente perturbador encontrarse ante momentos como en el que Christian Grey, quien sufrió maltratos por sus padres durante su infancia, afirma que sólo busca sumisas que se parezcan a su madre biológica por el hecho de que siente placer al sentir que está castigando a su su madre. Precisamente el personaje de Anastasia es una de estas sumisas con las que Grey realiza su peculiar fantasía erótica, cosa que resulta todavía más perturbadora cuando justo después de revelar semejante aspecto le pide matrimonio y ella acepta sin apenas poner alguna traba ante tal hecho. Pero lo peor de todo es que ni si quiera le vemos pedirle matrimonio con un clásico “¿Quieres casarte conmigo?”, sino que la afirmación que vemos salir de la boca de Grey para pedir a Anastasia que se case con él es un autoritario y machista comentario en el que afirma “Sé mía”. [FIN DE SPOILER]

Estos son solo algunos de los muchos casos de situaciones extravagantes y realmente absurdas que llegamos a encontrarnos a lo largo del filme, como también ocurría en la primera entrega de la saga; situaciones que dejan claro que al fin y al cabo estamos ante una adaptación de un mal fanfiction donde ni la historia termina por conducir a algún destino ni trasciende más allá de su cierta proyección de fomento al machismo, un machismo que que además viene fomentado por el sujeto femenino, algo que resulta todavía más chocante.

Un pensativo y autoritario Christian Grey en una escena de ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras’

Son muchos los problemas que nuevamente se imponen en ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras‘, pero como se comentaba, dispone también de determinadas virtudes que lo convierten en un producto bastante efectivo en sus pretensiones, porque al fin y al cabo, estamos ante un mero producto comercial cuya principal pretensión es complacer a un determinado público potencial, un público que va a ver —y de manera mucho más efectiva que en la anterior entrega— satisfechas todas sus pretensión: más sexo, más erotismo (nunca trascendiendo la barrera del “soft porn”) y mucho más jugueteo. También de nuevo muy destacable su apartado sonoro, donde la gran serie de temas que componen su banda sonora consigue dotar de gran fuerza a determinadas secuencias. Destacar especialmente el tema principal de la película “I Don’t Wanna Live Forever“, interpretado por Zayn y Taylor Swift, y ‘Helium‘ de Sia.

Cualquiera que se acerque a ver ‘Cincuenta Sombras Más Oscuras’ sabrá perfectamente de antemano ante qué tipo de producto se encuentra, y dicho esto, nada más que concluir reincidiendo en el estar ante un filme ciertamente más eficaz que su predecesor, mucho más juguetón y ameno, que cumplirá sin ningún tipo de duda las pretensiones y fantasías de su target potencial, aunque sin embargo, nuevamente estando ante una cinta ciertamente detestable por el contenido que le viene impuesto por el material adaptado.

ESTRENO EN CINES 10 DE FEBRERO

Sobre Alberto Cano

Administrador y redactor de Luces, Cámara y Blog. Paso la mayor parte de mi vida en una sala de cine o pegado a un televisor disfrutando películas de todo tipo. Directores como Tim Burton, Hayao Miyazaki o Alfred Hitchcock, géneros como el fantástico, de animación o de terror, y estudios como Disney, Ghibli o Pixar, han marcado toda mi vida cinéfila.
  • Sandy

    No es una película que debería ver gente que pensara que la primera es detestable. Es una pelicula para los fans y ya.

    • Albertorde

      ¡En esto completamente de acuerdo! ¡Saludos!