Aliados | Aroma clásico

0 546

.

Por Alberto Cano

En los últimos años, el cineasta Robert Zemeckis ha estado divagando en proyectos que han resultado en la mayoría de ocasiones fallidos a la hora de conectar con el gran público, aunque no por ello menos lúcidos e interesantes en su propuesta y ejecución. Si que es cierto que en esta etapa centrada en filmes de animación rodados mediante motion caputure, además de sus últimas películas ‘Flight‘ o ‘The Walk‘, se aprecia cierta regularidad en muchos de sus aspectos, pero igualmente consigue ofrecer un toque de espectaculiridad bastante personal y propia de su cine, aspectos que vuelven a estar presente en su nueva película ‘Aliados‘.

‘Aliados’ nos presenta una intrigante a la vez que apasionante historia ambientada en la II Guerra Mundial, donde una pareja, interpretada en sus respectivos roles por Brad Pitt y Marion Cotillard, tras compartir juntos una misión en Casablanca deciden comenzar una vida amorosa, amor que se verá truncado tras la sospecha de que el personaje interpretado por Cotillard pudiera ser en realidad una espía alemana.

Brad Pitt plays Max Vatan and Marion Cotillard plays Marianne Beausejour in Allied from Paramount Pictures.
Brad Pitt y Marion Cotillard en una escena de ‘Aliados’

Zemeckis hace uso aquí de sus buenas dotes como cineasta para ofrecer una cuidadísima puesta en escena, rodando con un gusto impecable y plasmando un innegable y atractivo aroma a cine clásico, lo cual se convierte en la mayor virtud que dispone la película. Sin embargo, más allá de esto, ‘Aliados‘ se turna un tanto monótona en su desarrollo argumental, narrando la historia de una forma un tanto arrítmica que hace que en determinados momentos se turne hacia el más puro tedio. Pero a pesar de ello, el buen pulso de Zemeckis al rodar determinadas escenas, en especial al final del primer acto y todo el tercero, hace que el conjunto sea bastante aceptable.

Pero el mayor problema y lastra de ‘Aliados‘ viene dado por parte de su pareja protagonista, un Brad Pitt y una Marion Cotillard que además de mostrar una interpretación bastante superficial no presentan el más mínimo de química entre ellos, un aspecto bastante requerido en una historia de estas características, lo cual deriva en una más que continua sensación de que la historia no termina por cuajar ni transmitir absolutamente nada.

Pero el conjunto funciona, y pesar de su monotonía y falta de ritmo durante gran parte de su desarrollo, ‘Aliados’ resulta una película rodada con muy buen gusto, que desprende un aroma a cine clásico que la hace bastante atractiva y disfrutable.

ESTRENO EN CINES 25 DE NOVIEMBRE

También podría gustarte Más del autor