Trolls | Positivismo a buen ritmo

0 564

.

Por Alberto Cano

Hacía tiempo que Dreamworks Animation era incapaz de ofrecer una propuesta mínimamente atractiva que consiguiera sobresalir entre la infinidad de simplones productos animados que llegan cada año a las carteleras. ‘Trolls’ venía apuntando fuerte desde sus primeros avances, prometiendo ser un film dispuesto a conquistar al público gracias a su llamativa propuesta llena de color, ritmo y carismáticos personajes, alejándose de las rutinarias secuelas, precuelas y proyectos tan vacuos que el estudio lleva ofreciendo en los últimos años.

El resultado no puede ser más efectivo, pues ‘Trolls’ constituye un atractivo y muy disfrutable filme de animación lleno de música, ritmo y mucho optimismo, constituyendo una entrañable aventura musical apta para todo tipo de público. Una cinta guiada por un argumento poco exigente, avanzando al compás de grandes secuencias musicales impregnadas por un estilo visual muy logrado, atractivo y muy cautivador.

trolls_sq1100_s31-pub_f110_custom_branch_rgb_fin

Su estructura, basada en una apuesta hacia la positividad y el «buenrollismo» a base de canciones, exóticos colores, paisajes, personajes y diseños entrañables, constituye una de las experiencias más deleitables vistas en el cine de animación, logrando una continua sensación de querer cantar, bailar al ritmo de las pegadizas canciones que componen la banda sonora, como ese temazo que es Can’t Stop The Feeling de Justin Timberlake; a la vez que querer abrazar muy fuertemente todos y cada uno de los diseños, personajes que componen este delicioso mundo que se ve plasmado en Trolls. Muy destacable también la voces de Anna Kendrick y Justin Timberlake en la versión original de la película interpretando a los personajes de Poppy y Branch.

Si que es cierto en cuanto a guion ‘Trolls’ se queda bastante corta y limitada, ofreciendo una historia algo convencional sin muchas sorpresas en su apartado argumental. Pero esta carencia es perfectamente suplida por todo lo comentado anteriormente, encontrándonos, en definitiva, ante un film puramente visual, estético y musical que resultará una completa delicia para cualquier tipo de espectador. Difícil será que alguien salga de ver ‘Trolls’ marcándose algún pasito de baile o entonando ligeramente alguna canción.

ESTRENO EN CINES 28 DE OCTUBRE

También podría gustarte Más del autor