61 SEMINCI | Día 2: Les Innocentes, Anatomía de la Violencia y El Ciudadano Ilustre

0 1.032

Crónica de la segunda jornada en la 61 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, donde reseñamos las películas ‘Les Innocentes’, de Anne Fonatine; ‘Anatomía de la Violencia, de la veterana Deepa Mehta; y la argentina ‘El Ciudadano Ilustre‘.

1451991647_1

Les Innocentes

La polémica directora Anne Fonatine se traslada a la Segunda Guerra Mundial, en este caso a un convento polaco que sufrió el ataque del ejército soviético y las vejaciones que sufrieron las monjas por parte de estos.

La película se podría dividir en dos actos: un primero donde nos introducimos en la vida de las protagonistas y un segundo donde ya se desarrolla la trama. Pero este segundo acto si de algo peca es de repetitivo, llega un punto donde la sucesión de los acontecimientos parece siempre el mismo y lo único que quieres es que ocurra algo distinto, algo que por desgracia no ocurre.

El principal problema de la película posiblemente sea la frialdad con la que es todo narrado. En ningún momento conectas con los personajes. Aunque la historia desarrolla como la protagonista se va sumergiendo en la vida de las monjas, si la película no es capaz de profundizar en ellas y lo trata desde la distancia, difícilmente seremos capaces de entender a la protagonista y la película en sí. Aunque la directora intenta darles individualidad a estas, nunca sabes exactamente quién es cada una, lo que acaba generando bastante desinterés.

La película también se caracteriza por su lentitud, dura casi dos horas que hacen que parezcan cuatro. Al final lo único que deseas es que. termine. Al salir una amiga me dice: “la fotografía está bien”, supongo que eso es lo único destacable de una película donde no hay nada que destacar.

innocents-img

Anatomía de la violencia

Nueva película de Deepa Mehta, asidua de la Seminci, sobre la violación que sufrió una mujer en la India por parte de 6 hombres y que fue un escándalo nacional. Mehta decide contar esta historia desde el pasado de los 6 hombres, intentando descifrar qué es lo que les convirtió en algo así. Para ello usará una fotografía austera, cámara en mano con desenfoques y luz natural, algo que personalmente encuentro acertado ya que una historia así no merece ser contada con artificios. No hay nada bonito en esta historia.

¿El problema? Que no creo que Mehta haya conseguido lo que se propone e incluso llegue a entender la gravedad de lo que cuenta. Al final de la cinta una activista cuenta a la cámara que la violación no es algo sexual, sino una cuestión de poder. Pero Mehta prefiere creer que la infancia traumática de los personajes es lo que les ha llevado a acabar así. Por supuesto, aquí no hay una justificación, pero sigue alejándose principal problema y vendiendo al público el mito del violador con infancia traumática ¡y por seis! Incluso una de las historias es como una mujer provoca a uno de ellos y luego le ridiculiza delante del padre. La mujer causante de que un hombre se convierta en un violador.

En este momento, donde gracias a la era digital la concienciación es más fuerte, es necesario crear películas con esta temática pero claramente no tan mal ejecutadas. Aunque las intenciones son buenas el resultado es bochornoso.

anatomy-of-violence_still

El ciudadano ilustre

Le toca al turno al cine argentino. La película dirigida por Mariano Cohn y Gaston Duprat cuenta la historia de un escritor, ganador del premio Nobel, que vuelve a su pueblo natal Salas (Argentina) donde tendrá que enfrentarse a los demonios del pasado y algún que otro detractor de su obra literaria, basada enteramente en Salas.

La película trata el enfrentamiento entre distintos modos de vida, algunos habitantes de Salas no son capaces de comprender la vida del escritor y el escritor tampoco parece que ponga mucho de su parte por comprenderles a ellos. Los directores deciden tratar todo esto desde el humor, lo que podría ser un drama, tratado desde la distancia consigue crear una buena comedia. Este tema y la forma de contarlos ya es recurrente en el dúo de directores, solo necesitamos recordar ‘El hombre de al lado’.

De ritmo ágil, ‘El Ciudadano Ilustre’ cuenta con un humor de lo más disfrutable, pero llega un punto que resulta excesivo. Los directores no saben cuando poner el limite hasta que llega a ser cargante, sobre todo porque el humor recae siempre en lo mismo.

Quizás otro problema sean algunas escenas que sobran y crean sobrecarga en la trama. Al final de la película el protagonista le dice al recepcionista del hotel que en la escritura lo simple muchas veces es lo mejor y un respeto al público, curioso es que los directores no cumplan sus propias palabras.

A pesar de sus defectos, que no son muchos, ‘El ciudadano ilustre’ es una película de lo más disfrutable, que consigue tenerte entretenido de principio a fin, te hace reír y pensar sobre una situación en la que podemos sentirnos identificados.

null

También podría gustarte Más del autor