El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares | La importancia de ser peculiar

0 1.290

.

Por Alberto Cano

No es nada que extraño que cuando se echa un simple vistazo al libro ‘El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares‘ de Ransom Riggs a uno le venga a la mente la obra de Tim Burton. Un libro construido y desarrollado en base a viejas y tétricas fotografías sobre peculiares niños con poderes, que da lugar a una historia sobre un misterioso orfanato dirigido por la enigmática Miss Peregrine, que sin lugar a dudas, resulta el material idóneo para el cineasta californiano.  Tal vez la novela de Riggs terminara por estancarse en demasiados estereotipos de las historias «teen», con un desarrollo algo monótono, personajes un tanto planos y un final abierto no muy a la altura de lo que se podría esperar a la hora de comenzar el relato. Sin embargo, Burton, en colaboración con la guionista Jane Goldman (X-Men: Primera Generación, Kick-Ass), consigue ofrecer una muy disfrutable y entrañable fábula que sale a relucir gracias al peculiar y excéntrico tono que sólo alguien como Burton es capaz de ofrecer.

peregrins-gallery8-gallery-image
Jake (Asa Butterfield) y Emma (Ella Purnell) en una escena de ‘El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares’ de Tim Burton.

Con ‘El Hogar de Miss Peregrine‘ Burton vuelve a jugar de nuevo con su concepto y tratamiento de «outsider«, girando en torno a la cuestión de lo que significa ser peculiar en contraposición a ser lo que mayoritariamente se entiende por «normal». Todo ello se nos narra desde punto de vista de su protagonista, Jake, interpretado por Asa Butterfield, un adolescente que siente que no encaja dentro de su ambiente social, que se ha pasado media vida creyendo en las historias que le contaba su abuelo sobre un misterioso orfanato. Un outsider al que Burton nos presenta introduciéndonos dentro de una sociedad aparentemente ideal e idílica, un suburbio en Florida, con un predominio de tonos pastel en la paleta de colores, de la misma forma en la que el cineasta nos presentaba otras de sus grandes películas de tratamiento similiar, como ‘Eduardo Manostijeras‘ o ‘Big Eyes‘.

La historia parece encontrar un tono y un rumbo muy adecuados a su desarrollo en este primer tramo del film: tratamiento muy «burtonesco», un aire muy cautivador, relatos contados mediante fotografías y extrañas sombras, un toque algo tétrico; aspectos que adquieren una dimensión mayor en el momento en el que el film nos traslada al bucle temporal donde habitan Miss Peregrine y sus niños peculiares, otro grupo de «outsiders» a los que Burton ofrece un desarrollo con mucha sensibilidad, emoción y encanto, haciendo que enseguida el espectador empatice de una forma «mágica» con todos y cada uno de ellos.

peregrins-gallery5-gallery-image
Miss Peregrine (Eva Green) enfrentándose a un «Hueco» en una escena de ‘El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares’ de Tim Burton.

Sin embargo, llegados al ecuador de la cinta, ‘El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares‘ parece encontrar problemas de ritmo en su ejecución. El film de Burton parece estancarse en gran cantidad de explicaciones acerca del funcionamiento del universo sobre el que funciona la historia, explicaciones que hacen que el film se turne hacia la monotonía y la superficialidad, llegando incluso a rozar el aburrimiento en algunos tramos. Un aspecto acrecentado a causa de la gran cantidad de mundos sacados de la literatura «teen» por los que hemos sido acosados en el cine a lo largo de los últimos años, por lo que el hecho de tener lidiar con el funcionamiento de uno nuevo se antoja con bastante pereza.

Son algunos más los problemas de los que dispone la nueva cinta de Burton, todos ellos herencia directa de la novela de Riggs. Al igual que en el libro, aquí nos encontramos con un transcurso algo irrelevante de los acontecimientos y un desarrollo bastante plano y vacuo de algunas cuestiones, que pese a que el guion de Goldman profundice algo más en muchas de ellas y Burton logre una eficaz puesta en pantalla, no se logra superar una continua sensación de intrascendencia durante gran parte del segundo acto.

Pero pese a sus irregularidades, ‘El Hogar de Miss Peregrine’ remonta en su tercer y último acto, donde decide liberarse completamente de las riendas de su novela madre y ofrecer un libre, imaginativo y muy disfrutable desarrollo de acontecimientos llenos de ingenio y diversión. Aquí Burton da rienda suelta a su estilo y nos ofrece algunas de las mejores y más divertidas secuencias de su filmografía, como ese alocado homenaje a Ray Harryhausen y a ‘Jason y los Argonautas, donde en una feria, a ritmo de una psicodélica música electrónica, asistimos a una  jovial batalla con esqueletos, donde incluso el propio Burton hace un cameo. Una escena que a nivel de diversión es comparable a la tan mítica secuencia de ‘Beetlejuice a ritmo de Banana Boat Song.

peregrins-gallery1-gallery-image
Jake (Asa Butterfield), Emma (Ella Purnell) y los demás niños peculiares, observan una proyección de sueños en ‘El Hogar de Miss Peregrine Para Niños Peculiares’.

El Hogar de Miss Peregrine‘ también sale a relucir en su apartado técnico, donde la apuesta por el uso de técnicas tradicionales como el stop-motion y el no abuso de los vanguardistas efectos especiales actuales, logran crear una atmósfera y una estética muy atractiva, con mucho encanto. Las interpretaciones también juegan otro punto a favor de la nueva cinta de Burton, donde una impresionante y magnética Eva Green vuelve a deslumbrar gracias a su rol protagonista como Miss Peregrine. Muy destacables también las actuaciones de todo el pequeño elenco que interpreta a cada uno de los niños peculiares, resultando bastante adorables y encantadores.

También es preciso señalar los diseños de vestuario de Colleen Atwood, la habitual diseñadora de Burton, que vuelve destacar con unos trajes algo más modestos que en otras ocasiones, pero no por ello menos lúcidos. Otro habitual de Burton, Danny Elfman, no forma parte en esta ocasión de su nueva película, encontrándonos ante una partitura compuesta por Matthew Margeson y Mike Higham, quienes se limitan a seguir un estilo similar al de Elfman pero sin llegar a un nivel similar, lo que conlleva a cierta irrelevancia en este apartado. Dentro de la banda sonora, si que es preciso destacar la admirable canción ‘Wish That You Were Here‘ de Florence + The Machine, la cual suena en los créditos finales de la película.

La importancia de que alguien tan peculiar como Burton esté tras las cámaras en este proyecto es precisamente lo que hace de esta ‘El Hogar Miss Peregrine Para Niños Peculiares‘ una adaptación muy «peculiar» y altamente disfrutable. Un proyecto que en manos de cualquier otro cineasta «normal» hubiera dado lugar a una cinta «teen» instrascendente y sin un mínimo de espíritu o alma. En consecuencia, nos encontramos ante una fábula mágica, emocionante y cautivadora, con cierto hincapié hacia ofrecer un mensaje sobre aceptar las diferencias y hacer de ellas tu especial peculiaridad; una película que pese a algunos problemas en su ritmo y ejecución, termina por resultar una magnífica delicia para el espectador.

ESTRENO EN CINES 30 DE SEPTIEMBRE

También podría gustarte Más del autor