Home / Entrevistas / Entrevista con Jacques Audiard – “Creo que llamamos cine a algo que ya no es cine”

Entrevista con Jacques Audiard – “Creo que llamamos cine a algo que ya no es cine”

Jacques Audiard, director de Un Profeta, De Óxido y Hueso y la actual ganadora de la Palma de Oro, Dheepan, ha visitado hoy España para promocionar esta última película. A pesar de haber estado el día anterior en Sidney con la promoción, el director ha continuado hoy su ronda de entrevistas y ha dedicado un poco de su tiempo a Luces, Cámara y Blog.

-Hanna Arendt decía en su libro Los Orígenes del Totalitarismo: La lucha de los refugiados es la lucha de los hombres sin estado, están sometidos a todo tipo de violencia y agresividad por verse privados del derecho ¿Cree que se podría aplicar a Dheepan?

R: Sí, describe muy bien lo que cuenta la película.

-La frase fue dicha hace cincuenta años y no parece que haya cambiado mucho la cosa ¿Cree que dentro de cincuenta años habrá cambiado algo?

No es una pregunta para un cineasta, más bien para un ciudadano. No sé, los medios de comunicación muestran muchas opiniones de gente totalmente diversas, por tanto no quiero dar mi pequeña opinión, no será muy inteligente.

-En un sociedad cada vez más deshumanizada por los medios audiovisuales ¿Cuál cree que es el papel del cineasta ante esta deshumanización?

Eso es, el cineasta francés, yo, va a decir un día “tengo una idea”, vamos a hacer una película sobre un tamil, hablará en tamil, ira a su pueblo, lo haremos en cinemascope y vamos a encontrar dinero para eso. Hay que intentar mostrar la realidad de la situación.

-Teniendo en cuenta este nuevo público que está surgiendo, cuya concentración cada vez es menor y son incapaces de estar más de veinte minutos sin mirar el móvil ¿Se enfrenta a ellos igual que hace 20 años?

Una pregunta muy interesante, podríamos pasarnos uno o dos días hablando de ella, voy a parecer un poco limitativo respondiendo, pero si no podría parecer aburrido. Creo que llamamos cine a algo que ya no es cine, pero por muchas razones, lo que has dicho forma parte de una de estas razones. Por ejemplo, hay algo que ha cambiado muchísimo y no nos hemos dado cuenta de ello. Hay que darle importancia a las series de televisión, mucha gente ve esas series y hablan sobre ellas, ahora hay más gente que habla de series que de cine. Creo que una de las grandes revoluciones de las series es el formato; pasar de hora y media a cincuenta y dos minutos. Cincuenta y dos minutos es otro regimen narrativo totalmente distinto; es mucho más rápido y se construye de una manera totalmente diferente sin que nos demos cuenta. Cuando hicimos Un Profeta lo imaginamos como el diseño de una serie porque la película duraba dos horas y media y era difícil aplicar un marco dramatúrgico tradicional a dos horas y media. Lo del primer acto, segundo acto, tercer acto ya no funciona, sin embargo, en segmentos más cortos sí, por eso puse intertítulos, que era como primer episodio, segundo episodio… Esto por ejemplo ha cambiado muchas cosas, luego por ejemplo, podríamos hablar de la velocidad de las imágenes, efectivamente, los jóvenes ya no aguantan igual. Yo hasta los veinticinco años vi más películas en blanco y negro que en color, trata que un niño de doce años vea una película en blanco y negro, vas a ver lo que pasa.

-Dentro de este cambio de lenguaje cinematográfico que se está viviendo ¿Cree que hay una crítica preparada para este cine contemporáneo?

Entre paréntesis, cuando hablo de la muerte del cine, no utilizo esa palabra, digo que ha desaparecido porque técnicamente la relación con lo real ha cambiado, hay un crítico en historia del arte que habla de la figuración en la pintura y de la posibilidad de hacer figuración todavía, y pensando en Paul Cézanne, no ha cambiado la pintura, han cambiado las manzanas. En cuanto a la pregunta, mucha crítica cinematográfica ha cambiado, mucha crítica ha pasado al arte contemporáneo, en el campo del arte contemporáneo hay muchas más cosas que decir que en el cine. Si tienes veinticinco años y quieres escribir vas a ir antes al arte contemporá Luego, para hablar de la crítica habría que hablar de la prensa, la cual no deja mucho espacio al cine, no van a utilizar tres páginas para hablar de una obra de teatro o de una película, y creo que actualmente la crítica hay que ir a buscarla en internet, hay gente dentro de internet que habla de cosas muy interesantes.

-¿Cuando escribe sus papeles femeninos intenta crear una verdadera psicología que rompa con la falsa imagen de la mujer creada por el cine?

No, porque eso supondría una especie de voluntad ú De lo único que puedo hablar es de la relación que tuve con el personaje tal cual estaba escrito, imaginar por quién podría ser interpretado. Hay una especie de algo que se crea en el papel y me pregunto cómo la actriz va a hacerse con el personaje, y cuando se hace con él, lo transforma y a partir de ese momento el personaje es real y a mi eso me parece muy interesante.

Sobre Sofía Martínez

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III, Filología Hispánica por la Uned y la Cátedra de Cine de Valladolid.