17º Festival de Cine Alemán | Día 6

0 798

Por Jorge Aceña

El 17º Festival de Cine Alemán toca a su fin. A lo largo de seis días hemos podido disfrutar de una larga lista de películas inéditas con equivalencia a algunas sorpresas. Cerramos definitivamente esta edición con tres películas vistas en el día de ayer: “Las queridas hermanas” (Die geliebten Schwestern), un paupérrimo y deleznable melodrama de época sobre las pasiones de dos hermanas envueltas en un trío amoroso, “El concilio de los pájaros” (Zerrumpelt Herz), notable y misteriosa conjunción onírica, visual y espiritista sobre la búsqueda de un fin y “Who Am I – No System Is Safe”, la esperado thriller de Baran Bo Odar sobre el mundo de los hackers y sus paradigmas de fechorías virtuales.

Las queridas hermanas (Die geliebten Schwestern)

“Las queridas hermanas“, perteneciente al ciclo RückBlick del festival, es una película completamente fallida. Si bien la propuesta de este ciclo es realizar una retrospectiva sobre diversos acontecimientos producidos en el pasado, aquí, el trasfondo histórico es casi inexistente. A través de escuetas menciones contextuales sobre la Revolución Francesa o la Guerra de los Treinta Años asistimos al esperpéntico choque amoroso entre dos hermanas y un poeta, producido en el año 1788. Charlotte y Caroline, dispuestas a compartir todo entre ambas, afianzan su promesa cuando conocen a Friedrich Schiller. Entre los tres surgirá un amor que les llevará poco a poco hacia el sendero de la pasión, de los celos y de la locura.

Si el principal propósito de una comedia es hacer reír y no lo consigue, ésta nos puede dejar con una cierta sensación de incomodidad y de vergüenza; En cambio, si un aparente melodrama nos resulta cómico debido a la ridiculez no pretendida de muchas de las situaciones, la cosa es ya demasiado alarmante. Esto es lo que pasa en “Las queridas hermanas”, un intenso “drama” romántico que cuanta más intensidad emocional pretende transmitir, menos seriedad denota en sí misma, convirtiéndose en una película plagada de fallos de dirección y con un guión poco o nada interesante. Ni la utilización de la música, ni el uso plagado de zooms y movimientos de cámara inútiles, ni la narración en modo omnisciente…nada funciona en este deleznable drama de época. Uno se divierte viendo “Las queridas hermanas”, aunque no sé si es eso lo que de verdad buscaba el director.

die-geliebten-schwestern-m

El concilio de los pájaros (Zerrumpelt Herz)

Una de las mejores películas (o la mejor) del festival sin ninguna duda. Tan misteriosa y desconcertante como poética y compleja. “El concilio de los pájaros” es un notable experimento sobre la extraña búsqueda de la inspiración, pero también es un ejercicio metafórico y onírico sobre el tránsito hacia una dimensión deseada, sin la necesidad del hecho de pasar al otro lado. En 1929, un músico llamado Otto decide trasladarse a una cabaña en el bosque, en busca de la inspiración necesaria que le lleve a escribir una pieza maestra. Otto escribe a su amigo Paul una carta de invitación a la cabaña, pero cuando su amigo se presenta junto con su mujer y otro compañero, el músico ha desaparecido.

Timm Kröger realiza, con su primer largometraje, un fabuloso trabajo donde el enigma predomina y queda envuelto bajo los árboles de un existencial bosque revitalizante. Además, la película nos ofrece una de las mejores fotografías que se pueden ver actualmente, dominada por la elegancia y la inducción de un retablo vigoroso que respira por sí mismo. En su más que interesante planteamiento, “El concilio de los pájaros” es una cinta hipnótica y preciosa visualmente pero está falta de un sentido onírico y poético de mayor envergadura trascendental. Al igual que me ocurre personalmente con el cine de Andrei Tarkovsky – del cual la película de Kröger bebe con cierta evidencia – cuesta entablar bases de la afección y el conocimiento con la mayoría de los personajes; No obstante, las películas de Tarkovsky son tan extensas que uno acaba encontrando esa fuente consciente y empática con sus pobladores. El final, que evoca directamente con el de “Nostalgia”, encuentra su labor de transmisión espiritista que yace en el subtexto de la película, al igual que el intermitente canto de los pájaros. Una película magnífica.

ZerrumpeltHerz_04

Who Am I – No System Is Safe

Es la película que más ganas tenía de ver en el festival. Tras la excelente y demoledora “Silencio de hielo”, Baran Bo Odar vuelve con un thriller sobre el mundo de los hackers. “Who Am I” no defrauda, aunque tampoco cumple con las expectativas puestas en ella. La historia de Benjamin, un joven solitario e inadaptado en la sociedad que encuentra consuelo en el mundo virtual cambia radicalmente cuando conoce a tres jóvenes con los que comparte afición. Juntos formarán un grupo llamado CLAY con el único propósito de ser mundialmente conocidos.

“Who Am I” cuenta con el acierto de dotar a la historia con un ritmo endiabladamente entretenido, siendo la narración una de sus principales bazas para adentrarnos de lleno en el comportamiento de los personajes y en su concepción de este universo paralelo. El talento de la dirección de Baran Bo Odar deriva en su destreza al concebir una atmósfera subyugante y artística, con la creatividad de una puesta en escena que crea el espacio invisible de la red conforme a un vagón subterráneo. Pero Bo Odar se auto convencionaliza y limita su interesante planteamiento y desarrollo en un mejunje de multigiros, reconstrucciones y pseudorealidades. “Who Am I” acaba siendo una mezcla de muchas cosas en las que su afán por sorprender cada vez más al espectador deteriora inexplicablemente su innegable fuerza visual y narrativa.

Who-Am-I3

 

También podría gustarte Más del autor