A Cambio de Nada | Válvula de Escape

0 379

.

Por Jorge Aceña

En términos generales, compromiso es la palabra que, sin duda alguna, define nuestro cine. Una seña de identidad asentada en las bases de un modelo fílmico veraz y transparente, que no renuncia al costumbrismo ni al anquilosamiento de sus facultades y que radiografía la sociedad española con total notoriedad. El cine español como reflejo del país siempre va ligado a una disección moral afligida por las desavenencias equívocas de un período determinado, con una posterior vertebración periódica y consecuencial. En lo que llevamos siglo XXI, el compromiso del cine español es mayoritariamente social, viniendo regulado por la problemática laboral, política, económica etc. Desempleo, desahucios, violencia de género, familias desestructuradas… con mayor frecuencia, el cine español se está convirtiendo, a modo de denuncia, en el resquebrajado espejo de una realidad desesperanzadora y destructiva.

ES-PUB ACDN 0007

El festival de cine de Málaga, escaparate perfecto para abrir la temporada de cine patrio, ha galardonado ­–entre numerosas películas que conforman las distintas secciones­– a una película que con su notable visión de la vida en el extrarradio se ha ganado el aplauso unánime de crítica y público. “A cambio de nada”, el emocionante drama adolescente de Daniel Guzmán, se proclama como gran triunfador del festival con 4 biznagas que incluyen el de mejor película, director, actor de reparto y premio de la crítica.

Al igual que ocurrió con “Sueños” ­–su primer y único cortometraje con el que ganó el Goya y la Espiga de Oro en la Seminci­– Daniel Guzmán muestra la cara más íntima, fiel y auténtica de la conducta en la adolescencia, una etapa existencial repleta de miedos e inseguridades pero también de anhelo y optimismo. Su carácter anecdótico e instintivo, emblema del respeto y la transparencia hacia la marginalidad que quiere mostrar, nos recuerda a la magistral “Barrio” de Fernando León de Aranoa, sólido y verdadero retrato juvenil. “A cambio de nada” cuenta la historia de Darío, un adolescente con problemas familiares. Junto con su amigo Luismi, Darío pasa los días divirtiéndose y procurando no pensar demasiado en su situación. Harto de las continuas discusiones de sus padres provocadas por  su separación, el joven se escapa de casa. Gracias a Caralimpia, un viejo delincuente y propietario de un taller, consigue trabajar como aprendiz en su local. También conocerá a Antonia, una anciana solitaria que recoge muebles con su motocarro. La nueva vida de Darío le transforma por completo e intentará labrarse un nuevo futuro.

ES-PUB ACDN 0010

El debutante Daniel Guzmán dirige y escribe con ahínco esta emocionante historia destinada a ser vista. Y es que detrás de “A cambio de nada” se encuentran 10 años de continuo esfuerzo y entereza intentando sacar el proyecto adelante por todos los medios. El resultado viene a ser el reflejo de toda su trayectoria, una película honesta y  muy especial. El director tiende a captar notablemente el lenguaje juvenil, narrando eficazmente un guión rebosante de talento y conjugando de manera hábil ciertos temas tendenciosos al pesimismo con gracia y espontaneidad. En la película se intuye cierta tonalidad autobiográfica, que al igual que en “Sueños” no hace más que agrandar el sentimiento temperamental de lo auténtico, lo puramente verdadero. “A cambio de nada” funciona gracias a las admirables interpretaciones de Miguel Herrán y Antonio Bachiller (premio en Málaga), quienes se desnudan figuradamente ante la cámara para hacer brotar y sentir todo tipo de emociones. Estamos también ante el descubrimiento de Antonia Guzmán, la adorable anciana y abuela del director quien no hace suya la interpretación, sino que se cuela en el set y actúa pausadamente como lo haría en la vida real. Luis Tosar, como siempre, borda su papel de hombre corriente y Felipe García Vélez cierra un reparto fantástico.

La particular y personal visión de Daniel Guzmán sobre el miedo, los sueños y el descubrimiento en el mundo adolescente es tan natural como luminosa. Todos hemos sentido en algún momento la necesidad de escapar. Sin ir más lejos, esto es lo que la película quiere contar. Y lo cuenta muy bien.

ESTRENO: 8 DE MAYO

También podría gustarte Más del autor