Blackhat: Amenaza en la red | ¿Dónde está la amenaza?

0 495

Por María Pérez

¿Qué pasa en esta película? Si me preguntan mi respuesta sería que poco puedo decir, pero si preguntan a mi padre, que se quedó dormido a la mitad, creo que no hace falta que responda. tampoco parecía que fuera a ser la película del año, pero por lo menos prometía ser la típica película que te ponen en la tele el fin de semana por la noche, pero no llega ni a eso.

Untitled Michael Mann Project

Los primeros minutos sí que parecían presentar un producto interesante, no obstante, poco después aparece una historia contada lentamente (muy lentamente) que no sabemos muy bien de qué va. Que si chinos, que si americanos, que si Thor en la cárcel, para decirnos eso no hace falta una introducción tan sumamente larga.

Planos generales por todos los lados, muy largos también, que muchas veces no nos dicen nada, diálogos que sobran y otros muchos que faltan, tramas que podrían haber llenado todo ese vacío general que nos inunda a lo largo de la película, unos actores que no nos dicen gran cosa y cuatro momentos de emoción repentina.

Los personajes son bastante planos. El protagonista, encarnado por Chris Hemsworth, es un hacker que parece ser que mientras se descargaba la última versión del Photoshop (pirata, lógicamente) se puso a hacer flexiones y abdominales. Luego tiene un amigo chino (Lee-Hom Wang), que poco nos dicen de su relación, se supone que es igual de listo que el protagonista aunque no nos lo muestran tanto. A su vez tiene una hermana (Tang Wei) que debe ser también super inteligente, pero eso lo tenemos que suponer. Desde la primera vez que Hemsworth y ella se encuentran, ya sabemos que va a pasar algo, poco tardan en enamorarse, pero con muy poca pasión. Algo tienen en común: todos tienen alergia al ratón y son amantes de los teclados, hacen mucho y muy fácil todo, robamos a los americanos un programa para descifrar códigos importantísimo y con una seguridad bestial como si entráramos en nuestra cuenta de Twitter. Así todo.

Untitled Michael Mann Project

Cosas ocurren, no muchas, durante las más de dos horas que dura, sin centrarse en nada en concreto. Somos testigos de algo que pasa pero que nos es inevitablemente indiferente. Luego es interminable, literalmente, asesinan a la mitad del elenco, después de eso con cinco minutos más para un final épico nos hubiera bastado, pero no, nos tiramos media hora más, que es cuando por fin sale el malo, pero ¿qué tipo de malo es ese? Un señor que casi ni pincha ni corta, que ni si quiera es más chulito que el propio protagonista.

¿Y ese final? Por favor, un fiestorro de esa magnitud en el que nadie se da cuenta hasta después de un buen rato de que hay unos tíos con unas metralletas letales apuntando por ahí a todo el mundo, es que es tan sumamente poco realista…

En resumen, una película cargante, sin una trama sólida, con breves momentos interesantes y otros que se nos hacen realmente largos.

También podría gustarte Más del autor