Orígenes | Ambiciosas emociones.

0 492

Por Alberto Cano

El tema de ciencia vs religión suele resultarme interesante dentro del cine, pero claro, todo depende del tratamiento que se haga del mismo. ‘Orígenes’, la nueva película de Mike Cahill, parte de la premisa de querer abordar este tema a partir de la historia de un científico, contrario a toda aquella cosa que la ciencia no pueda demostrar, enamorado de una joven, que cree firmemente en el mundo espiritual.

La verdad es que mis expectativas respecto a ‘Orígenes’ eran relativamente grandes. ‘Otra Tierra’, la anterior película del director consiguió sorprenderme gracias a su caracterización de drama con la ciencia-ficción de fondo. Pero por mucho que me gustase, reconozco que tenía sus pequeños fallos. Considero uno de estos fallos el hecho de que no terminaba de profundizar demasiado en la historia, viendo desaprovechado gran parte de este potencial. En ‘Orígenes’, Cahill vuelve a cometer este mismo error, con la diferencia de que aquí la historia no consigue mantenerse a flote, teniendo como resultado un producto ambicioso, pero superficial y con poca trascendencia, teniendo en cuenta el potencial que disponía de base.

_MG_8214.CR2

Esta superficialidad que impregna todo el desarrollo del film se debe principalmente a la ambición de la película. Durante todo su metraje se quieren abarcar demasiadas cosas, entrar a demasiados temas, y finalmente no termina por penetrar en ninguno de ellos, de manera que todo termina por resultarme rutinario, ambiguo, consiguiendo que todo mi interés por la historia acabe por ser nulo. Es cierto que también tiene sus grandes momentos, pero como bien digo no van más allá de un trato superficial, y no terminan por ser suficientes para levantar toda la película.

Otro problema que encuentro en ‘Orígenes’ es que su trama y desarrollo se encuentran demasiado condicionados por el relato amoroso entre sus dos protagonistas, siendo este el principal conductor de la historia. Entiendo que con este aspecto se quiera dar un toque más emotivo y dulzón a la historia, pero bajo mi punto de vista termina por ser excesivo. Los elementos que verdaderamente importan en la trama quedan relegados a un segundo plano a favor del romance entre sus protagonistas, y aunque puede que haya a quién le guste que se dé prioridad a esto sobre otras cosas,  a mí personalmente no me convence. Viendo todo el potencial que podría tener su idea principal, creo que la película tiene mejores pilares donde apoyarse que en los sentimientos amorosos de su protagonista.

_MG_8539.CR2

Pese a todo no creo que ‘Orígenes’ llegue a ser una mala película. Lo que más la falla es toda su ambición, la idea de querer abarcar demasiado, no saber muy bien cómo hacerlo y terminar por parecer un producto bastante simplón, sin apenas fuerza en su desarrollo. Pero a pesar de esto tiene bastantes alicientes para llegar a convencer, como puede ser su idea de partida, el relato dramático con tintes de ciencia-ficción, muy buenas interpretaciones, una preciosa fotografía, una conclusión final bastante curiosa (ojo a la escena postcréditos), y sobre todo, por su carácter emocionante. Lo dicho, un relato interesante, ambicioso, pero demasiado superficial. Les recomendaría que si se acercan a ver ‘Orígenes’ lo hagan sin haber visto su tráiler, más que nada porque este te cuenta absolutamente TODA la película.

También podría gustarte Más del autor