Loreak | Flores que palian el olvido.

1 562

Por Jorge Aceña

Flores. ¿Qué significado puede darse a un simple ramo?- ¿Deseo?;- ¿Pérdida?;- ¿Obsesión?;- ¿Lástima? Como bien dice el mensaje del cartel, “Sólo son flores”. Ahora bien, las flores son el vehículo primordial que nos lleva a descifrar cada uno de los signos ocultos en medio de un jeroglífico emocional nocivo o fructífero. ¿Qué significado puede darse a un simple ramo? No hay respuesta universal. Cada uno se nutre con la sensación que éste le proporciona, sin necesidad de argumentar su percepción. Sin duda, las flores son el elemento de expresión de los personajes y es por eso que cada ramo adquiere un concepto distinto.

De alguna manera, pasa lo mismo al ver una película. En este caso, si puedo decir que la sensación que me ha dejado “Loreak” ha sido de un impacto tremendo. La sensación de quedar totalmente destruido. Una inyección de absoluta verdad objetiva y que remueve la conciencia por la  transparente autenticidad que definen sus intenciones.

LOREAK.dpx.Imagen_fija001

El mismo efecto ya surgió tras ver “La Soledad”, película que por su estilo recatado y ascético comparte similitudes con “Loreak”. Jaime Rosales experimentó con un nuevo modelo de narrativa visual atípica y alejada de cualquier convencionalismo, siendo capaz de sorprender y conmover al espectador con los mínimos elementos posibles. La monotonía, lo ordinario y la naturalidad del día a día, a veces puede verse afectada por la violencia que irrumpe en la vida cotidiana, por una enfermedad, por un accidente…algo que no se puede controlar. “Loreak” planta las mismas bases y utiliza la misma fórmula para contar la historia de tres mujeres unidas por un tercero.

Ane, una mujer infeliz, apagada y cercana a la menopausia, casada con un hombre con el que apenas tiene relación, comienza a recibir un ramo de flores cada semana. El enigma de la situación crea en Ane un cúmulo de emociones que trastocan su anterior vida. Por otro lado, las vidas de Lourdes y Tere se ven alteradas por las misteriosas flores que alguien deposita en honor a su ser querido. Las flores guardan en cada una de ellas una extraña relación  que hará que sus destinos se entrecrucen inminentemente.

“Loreak” es una delicada y pequeña joya conmovedora y profunda. Una proeza narrativa y artística. Un inmenso recital de honestidad y emoción con unas interpretaciones que rozan la perfección, dominadas por la transparencia y espontaneidad. El excelente pulso narrativo y el perfecto uso del espacio y el tiempo elevan a la historia y la dotan de un dominio notable al integrar en ella elementos de misterio entre lo subversivo y lo políticamente correcto, entre el orden y el desconcierto, entre la complejidad y la sencillez. Su verdadero triunfo es la capacidad que posee de transmitir tanto con tan poco y dejar un poso enorme gracias a la apacibilidad y la sencillez que la definen.

LOREAK.dpx.Imagen_fija019

Quizás lo que más ahonde o lo que me ha producido mayor afecto es la reflexión sobre el olvido. “Los muertos no están muertos hasta que nos olvidamos de ellos”. Causa dolor ver el afecto que siempre solemos tener hacia una reciente pérdida y el olvido que produce el paso del tiempo en cada una de las personas que ya no están. La vida sigue. No obstante, la sensación de tristeza al ver una cuneta llena de flores y presenciar al cabo de unos años el abandono que simboliza un viejo ramo con flores marchitadas es de una congoja  indescriptible.

ESTRENO: 31 DE OCTUBRE

También podría gustarte Más del autor