Home / Otras Críticas / Los Nibelungos | El Señor de los Anillos del cine mudo.

Los Nibelungos | El Señor de los Anillos del cine mudo.

Por Alberto Cano

La vida de un cinéfilo está llena de momentos memorables, y en mi caso, uno de esos momentos fue cuando tuve ocasión de visionar por primera vez una película muda. Esta película fue ‘Metrópolis’, de Fritz Lang, un film que consiguió fascinarme desde que aparece en pantalla su primer fotograma. Llena de momentos apabullantes, historias deslumbrantes y una gran fascinación visual, es imposible no sentirse atraído por tal grandilocuencia de film. Lang firmó una obra maestra en la que nos proponía una supuesta sociedad futura en donde los avances tecnológicos han terminado por llevar la división de clases a un nivel devastador. La fascinación que produjo en mí esta cine hizo que me lanzara con la filmografía de Fritz Lang, en donde en su etapa en el cine mudo descubrí un cine lleno de contenido social, que exploraba todo tipo de géneros, con historias absolutamente magníficas  y una impresionante realización teniendo en cuenta los medios tan limitados que contaban por aquella época. Y fue entonces cuando llegué a “Los Nibelungos”.

¿Hubiera sido posible rodar El Señor de los Anillos en los años 20?  Muchos dirán que obviamente no porque el libro no fue publicado hasta mucho más tarde, pero sin tener en cuenta este factor, estoy seguro de que igualmente muchos responderían con un rotundo no a esta cuestión. Eso es porque no han tenido ocasión de ver ‘Los Nibelungos’. Allá por 1924 Fritz Lang nos trajo este asombroso film de aventuras, fantasía, drama, lleno de momentos memorables, escenas impactantes, personajes fascinantes. Todo un verdadero hito de aquella época y de toda la historia del cine, que nada tiene que envidiar a las grandes superproducciones de la actualidad.

nibelungos-fritz-lang-1

‘Los Nibelungos’, basada en el poema épico medieval ‘El Cantar de los Nibelungos, nos relata la historia de Sigfrido y Krimilda a lo largo de dos películas y casi cinco horas de metraje. Su primera parte, titulada ‘La Muerte de Sigfrido’, nos narra como Sigfrido, el joven hijo de un rey,  tras oír historias extraordinarias sobre la corte de Burgundia decide embarcarse en una aventura para conseguir la mano de la Princesa Krimilda, teniendo que pasar por multitud de desafíos, como enfrentarse a un dragón, atravesar el misterioso reino de los Nibelungos o viajar hasta Islandia para ayudar al rey de Burgundia a conquistar a la fiera princesa Brunilda. Su segunda parte, de título ‘La Venganza de Krimilda’, nos pone ahora en la piel de Krimilda, que tras la muerte de su esposo decide elaborar un plan de venganza contra todos aquellos que guardaban relación con aquel trágico acontecimiento. Para llevar a cabo su plan decide casarse con Atila, rey de los Hunos, y centrará la mayor parte de sus esfuerzos en dar muerte a Hagen, el guerrero burgundio que asesinó a Sigfrido.

En su conjunto, ‘Los Nibelungos’ puede ser considerada como una única película dividida en dos, pero bajo mi punto de vista, sus dos partes son bastante diferentes, tanto en su temática como en su contenido. Su primera parte, ‘La Muerte de Sigfrido’, la considero una película mucho más aventurera, épica, entretenida y mejor construida que ‘La Venganza de Krimilda’. Esta en cambio se centra más en ofrecer una visión más profunda de sus personajes y sus motivaciones, con la que no conecto de la misma manera que con su primera parte.

‘La Muerte de Sigfrido’ nos muestra toda la epicidad del cine de aventuras mediante un relato que habla del orgullo, la nobleza, los celos, la traición. Con esta película Fritz Lang consiguió mostrar todo el esplendor del cine del momento, construyendo secuencias que son verdaderamente un logro para los medios que había en los años 20. Secuencias como la pluma siendo cortada por la espada, la batalla con el dragón, el sueño de Krimilda, el viaje a Islandia… pero sin lugar a dudas la que más impacto me produce es aquella en la Sigfrido se adentra en el reino de los Nibelungos y se hace con su tesoro. Una escena cargada de magia, fantasía, epicidad, con una magnífica ambientación  y un impacto visual del que pocas veces se ha visto nada igual.

nibelungos-fritz-lang-4

“La Venganza de Krimilda”, se aleja bastante de la concepción de su anterior parte. Aquí Lang deja un poco de lado toda la épica y la aventura y se centra más en mejorar la construcción de los personajes y profundizar más en sus ambiciones, deseos y motivaciones. Es cierto que esta mejor construcción se puede aplicar a todos personajes que componen la trama, pero si hay uno que destaca por encima del resto ese es Krimilda. La Krimilda que vemos ahora es completamente diferente, en ‘La Muerte de Sigfrido’ era un personaje bastante inocente, manipulable, sin apenas control sobre la situación, pero aquí esto cambia completamente. Krimilda toma el control de la situación, la dulce e inocente princesa termina por derivar en una mujer fuerte y con carácter dispuesta a lograr sus objetivos de venganza a toda costa. Todos esos primeros planos del personaje, en los que con solo una simple mirada consigue transmitir un montón de sensaciones hacia el espectador, son verdaderamente apabullantes. Como bien venía diciendo, ‘La Venganza de Krimilda’ me parece algo inferior a su anterior parte. No quiero decir que sea peor película, sino que en lo que a mí respecta, prefiero toda la épica de ‘La Muerte de Sigfrido’ .Lo que si que es cierto es que, bajo mi punto de vista, Lang se pierde un poco al querer mostrar ciertas motivaciones y aspectos de algunos personajes, aunque seguramente haya quien me ponga en duda esto.

En el cine de Fritz Lang se suelen apreciar ciertos elementos que analizan la situación social y humana. En  ‘Los Nibelungos’ podemos encontrar cierta reivindicación del papel de la mujer en la sociedad, algo ya visto en otros films del director como en ‘La Imagen Errante”. Vemos como en un principio se trata a la mujer como si de un objeto se tratase, en concreto lo podemos observar en el personaje de Krimilda al comienzo de ‘La Muerte de Sigfrido’. Ella no tiene decisión alguna sobre ningún asunto de su vida, estando sometida, en este caso a su hermano, a quién Sigfrido decide pedir su mano. Krimilda se contrarresta con el personaje de ‘Brunilda’, una fiera mujer que se opone a ser dominada por el hombre. Este contraste constituye uno de los mayores y más interesantes conflictos que se producen en el film, aportando una mayor profundidad a la trama. Pero los papeles se tuercen cuando llegamos a ‘La Venganza de Krimilda’, aquí este personaje, cansado de todas las injusticias, decide revelarse, adoptar una posición distinta y dejar de ser un mero objeto para el hombre. Esto lo vemos de manera clara cuando el rey Atila parece querer someterse a Krimilda a causa de la fuerza que desprende ahora este personaje.

Aspectos de este estilo tuvieron su máximo exponente en la filmografía de Lang durante los años 20, etapa en la que su esposa, por aquellos tiempos, Thea Von Harbou, escribía el guión de sus películas. Thea Von Harbou fue una pionera del feminismo, y este aspecto de su vida se ve plasmado de manera clara en películas como ‘Metrópolis’, ‘La Mujer en la Luna’, ‘La Imagen Errante’, y, como venía diciendo, en ‘Los Nibelungos’. Otra curiosidad sobre ‘Los Nibelungos’ es que cuando se estrenó se convirtió en la película favorita de Adolf Hitler, por el hecho de emancipar la grandeza del pueblo alemán. Esto llevo al partido Nazi a querer contratar a Lang para que realizara y grabara sus campañas publicitarias, algo que sin lugar a dudas rechazó, siendo este completamente opuesto al régimen, y que más tarde se vio obligar a Estados Unidos a causa del ascenso de Hitler al poder.

sslosnibelungos16

En definitiva,  con ‘Los Nibelungos’ nos encontramos ante un film descomunal, un verdadero hito del cine mudo que destaca por su espíritu épico, aventurero, que aborda temas de todo tipo, con un poderío visual impactante para aquella época. Casi cinco horas de puro cine, que nada tiene que envidiar a todas las superproducciones del cine fantástico de hoy en día. Sin lugar a dudas, una película como ninguna otra, recomendable a todo amante del cine de aventuras, y a todo amante del cine en general. Para mi gusto, una de las mejores cintas de la filmografía de Lang y de toda la historia del cine.

Por Alberto Cano La vida de un cinéfilo está llena de momentos memorables, y en mi caso, uno de esos momentos fue cuando tuve ocasión de visionar por primera vez una película muda. Esta película fue 'Metrópolis', de Fritz Lang, un film que consiguió fascinarme desde que aparece en pantalla su primer fotograma. Llena de momentos apabullantes, historias deslumbrantes y una gran fascinación visual, es imposible no sentirse atraído por tal grandilocuencia de film. Lang firmó una obra maestra en la que nos proponía una supuesta sociedad futura en donde los avances tecnológicos han terminado por llevar la división de clases…

Resumen de Reseña

Calificación de la película - 90%

90%

Valoraciónes : Sea el primero!

Sobre Alberto Cano

Administrador y redactor de Luces, Cámara y Blog. Paso la mayor parte de mi vida en una sala de cine o pegado a un televisor disfrutando películas de todo tipo. Directores como Tim Burton, Hayao Miyazaki o Alfred Hitchcock, géneros como el fantástico, de animación o de terror, y estudios como Disney, Ghibli o Pixar, han marcado toda mi vida cinéfila.