ESPECIAL: Los Imprescindibles del cine mudo.

0 644

Los redactores de Luces, Cámara y Blog nos hemos unido para traeros un artículo especial en el que analizamos los que para nosotros son los films y directores imprescindibles del cine mudo.

Las películas que hemos seleccionado para la ocasión han sido: Intolerancia (D.W. Griffith, 1916), Nosferatu (F.W. Murnau, 1922), Los Nibelungos (Fritz Lang, 1924), El Acorazado Potemkin (Sergei M. Eisenstein, 1925) y ‘La Pasión de Juana de Arco‘ (Carl Theodor Dreyer, 1928).

INTOLERANCIA (D.W. GRIFFITH, 1916) | EL RELATO INCOMPRENDIDO DE GRIFFITH.

intolerancia

Por María Pérez

Casi cien años desde que de la mano de David Wark Griffith se estrenaba una de las películas más caras de la Historia que a su vez sería uno de los mayores fracasos del cine mudo. Hoy en día cuando vamos al típico cine, de esos que hay en los centros comerciales, podemos darnos cuenta de que la cartelera, en su mayoría, está plagada de cine que no pide gran cosa al espectador y que se centra en el entretenimiento por encima de lo que puede ser un mensaje más moralista, y es que en ese aspecto, se podría establecer un símil entre el público de hoy en día y el de hace cien años, por lo no es de extrañar que cuando en 1916 el americano burgués de turno se acomodó dispuesto a ver la ¨siguiente obra de arte del gran Griffith¨ se encontró con un largometraje de tres horas que no entendía.

Antes de nada, haré una breve exposición de información típica en una película, el título original fue Intolerance, de 1916, estadounidense, dura 176 minutos, dirigida, producida por Griffith y con un guión también suyo junto con Tod Browing, la fotografía de la mano de G.W. Bitzer y la música de Joseph Carl Brevil. (…)

LEER ARTÍCULO COMPLETO (…)

NOSFERATU (F.W. MURNAU, 1922) | LA SOMBRA DEL VAMPIRO.

Nosferatu_11-5-11-430x276

Por Vincent S. (JK3)

Nosferatu, eine Symphonie des Grauens (‘Nosferatu, una sinfonía del horror’), es una película muda del año 1922. Dirigida por F. W. Murnau, este film es un gran representante del expresionismo alemán. Los actores principales son Max Schreck,Gustav von Wangenheim, Greta Schroeder  y Alexander Granach.

Murnau quería crear una versión cinematográfica de la obra de Bram Stoker, Drácula, mas no obtuvo los derechos de autor que necesitaba para dar rienda suelta a su proyecto, realizando en su lugar su propia versión de la famosa novela y cambiando los nombres para evitar posibles problemas con los derechos legales. Pese a estas precauciones, la viuda del escritor interpuso una demanda contra la película. El tribunal consideró que tenían que destruirse todas las copias del film, mas algunas, por suerte, consiguieron salvarse al haberse distribuido previamente por el mundo. (…)

LEER ARTÍCULO COMPLETO (…)

-LOS NIBELUNGOS (FRITZ LANG, 1922) | EL SEÑOR DE LOS ANILLOS DEL CINE MUDO.

nibelungos-fritz-lang-SMALL

Por Alberto Cano

La vida de un cinéfilo está llena de momentos memorables, y en mi caso, uno de esos momentos fue cuando tuve ocasión de visionar por primera vez una película muda. Esta película fue ‘Metrópolis’, de Fritz Lang, un film que consiguió fascinarme desde que aparece en pantalla su primer fotograma. Llena de momentos apabullantes, historias deslumbrantes y una gran fascinación visual, es imposible no sentirse atraído por tal grandilocuencia de film. Lang firmó una obra maestra en la que nos proponía una supuesta sociedad futura en donde los avances tecnológicos han terminado por llevar la división de clases a un nivel devastador. La fascinación que produjo en mí esta cine hizo que me lanzara con la filmografía de Fritz Lang, en donde en su etapa en el cine mudo descubrí un cine lleno de contenido social, que exploraba todo tipo de géneros, con historias absolutamente magníficas  y una impresionante realización teniendo en cuenta los medios tan limitados que contaban por aquella época. Y fue entonces cuando llegué a «Los Nibelungos».

¿Hubiera sido posible rodar El Señor de los Anillos en los años 20?  Muchos dirán que obviamente no porque el libro no fue publicado hasta mucho más tarde, pero sin tener en cuenta este factor, estoy seguro de que igualmente muchos responderían con un rotundo no a esta cuestión. Eso es porque no han tenido ocasión de ver ‘Los Nibelungos’. Allá por 1924 Fritz Lang nos trajo este asombroso film de aventuras, fantasía, drama, lleno de momentos memorables, escenas impactantes, personajes fascinantes. Todo un verdadero hito de aquella época y de toda la historia del cine, que nada tiene que envidiar a las grandes superproducciones de la actualidad. (…)

LEER ARTÍCULO COMPLETO (…)

-EL ACORAZADO POTEMKIN (SERGEI M. EISENSTEIN, 1925) | SILENCIO: UNA REVOLUCIÓN QUE CAMBIÓ EL MUNDO.

potemki1

Por Manuel Lorenzo

“¡Hurra!” se oía decir a los insurrectos rusos en 1917, año en el que se materializó la tan ansiada revolución del proletariado tras más de tres siglos bajo el yugo del régimen zarista. En las últimas décadas del siglo XIX la situación se había vuelto insostenible. Aunque la servidumbre acababa de ser abolida en 1861, eso no supuso una mejora en la calidad de vida; solo unos pocos se enriquecían mientras la gran mayoría de población atravesaba penurias para subsistir. La economía continuaba siendo arcaica, con una industrialización muy escasa, a la par que mal recibida por el campesinado, el cual se resistía a abandonar el rural. Su producción era notablemente inferior a la de otros países, hecho que no ayudaba a suavizar el caldeado aire que se respiraba en las ciudades, donde el proletariado se amontonaba, casi sin recursos, en busca de un nuevo oriente. Todo esto, fue dando pie, a comienzos del siglo XX, a pequeñas revoluciones encabezadas por diferentes sectores de la sociedad que, suspiro tras aliento, terminó por desencadenar la susodicha Revolución Rusa de 1917.

Paralelamente, la visión, durante 1,66 segundos, del jardín de una casa situada en Leeds (Inglaterra) estaba produciendo estupor entre la multitud. Louis Le Prince, el artífice de tan singular hazaña, conseguía en octubre de 1888 lo que acabaría modificando nuestra forma de concebir el entretenimiento y la comunicación: realizar el primer montaje de imágenes en movimiento. En años sucesivos esta proeza fue repetida por otros pioneros, como, por ejemplo, Thomas Edison, los hermanos Lumière o Georges Méliès, a quien se le atribuye el mérito de ser uno de los primeros creadores de ficción cinematográfica, convirtiendo el cine en un producto atractivo para el gran público. Sin duda, existe una peculiaridad que distingue estas primeras proyecciones de los filmes que en nuestra época estamos acostumbrados a contemplar: hasta el año 1927 todas y cada una de las películas existentes en el mercado carecían de sonido sincronizado con la imagen. Este conjunto de nuevas creaciones, junto con todas las que más adelante fueron surgiendo, integran lo que a día de hoy se conoce como Cine Mudo. (…)

LEER ARTÍCULO COMPLETO (…)

-LA PASIÓN DE JUANA DE ARCO (CARL THEODOR DREYER, 1928)| PORQUE UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS.

la-pasión-de-juana-de-arco-1

Por Jorge Aceña

ndiscutible obra magna de la historia del cine, “La pasión de Juana de Arco” ha sido, es y será para siempre la perfecta y sublime `sinfonía de primeros planos´  que componen un clásico absoluto. Indiscutible es también el puesto que ocupa Carl Theodor Dreyer en la historia, un genio como pocos, capaz de crear monumentos artísticos priorizando la calidad ante la cantidad. La odisea de esta película merece ser contada una vez más, ya que gracias al peculiar descubrimiento de su negativo (como si de un milagro se tratase) podemos deleitarnos con esta maravillosa lección de cine.

Tras el estreno de la película en Francia, la polémica no tardó en encenderse a través de las protestas por parte de nacionalistas franceses. Se pidió una remodelación de la cinta; Poco después, un incendio arrasó con el negativo original. Dreyer construyó de nuevo la película a partir de las tomas que no se habían seleccionado. El segundo negativo también quedo destruido por causa de otro incendio. A raíz de esta sucesión de daños, se pudo ver una versión totalmente cambiada sin el consentimiento del propio Dreyer. En 1981 y tras más de diez años de la muerte de su director, se encontró una copia del primer negativo original en una institución mental de Oslo. Nadie tenía ni idea de porqué esa cinta se encontraba allí. ¿Milagro? La gente puede pensar lo que quiera. En 1984, la Cinematheque Françoise restauró la película y recuperó una cinta tan grandiosa como su propia historia. (…)

LEER ARTÍCULO COMPLETO (…)

También podría gustarte Más del autor