Infiltrados en la Universidad | Ahora toca la Universidad.

0 342

Por Santiago Ortiz

Cuando hablamos de que las segundas partes nunca son buenas, en este caso es al contrario, porque mejora notablemente lo visto en su antecesora.

Infiltrados en la Universidad nos vuelven a contar la historia de los agentes Jenko (Channing Tatum) y Schmidt (Jonah Hill), que esta vez tendrán que actuar en cubierto en el campus universitario de MC STATE para descubrir otra red de narcotráfico, usando todas las técnicas aprendidas en estos años en la academia.

Philip Lord Y Chris Miller han conseguido una historia muy entretenida con los toques características de sus películas (La Lego Película, Infiltrados en clase), saben acomodar a los protagonistas en el papel que les corresponde para conseguir una interpretación digna en la pantalla, además han conseguido hacer más cómicos a los protagonistas para que encajen perfectamente en la historia que nos están contando.

Aquí vemos realmente la imagen más desfasada y alocada de las universidades americanas, con las fiestas de las fraternidades, los partidos del equipo de la universidad y los entresijos de las locuras que se hacen allí, pero con un toque de humor para hacer reír al espectador.

Como pasaba con su antecesora, el argumento es muy previsible porque se conoce lo que puede pasar con la intriga, con una aventura en la universidad y llena de tramas y humor típicamente americano. Si hablamos desde el punto de vista técnico, hay que decir que la imagen está muy cuidada y unos planos bastante interesantes y adecuados a cada situación de la cinta por otro lado hay ocasiones en los que te pierdes con tanto cambio de plano, pero en general es muy bueno. En cuanto a la banda sonora, hay que decir que engancha y muy típica del verano para estar horas y horas bailándola.

La interpretación de los personajes es espectacular y llena de matices comicios porque son dos actores que en los últimos años están bastante de moda y se adaptan a cualquier guion que se les ponga por delante:

Jenko (Channing Tatum): como pasó con su antecesora, en esta ocasión se le nota más madurez y más metido en el papel de chico de moda y que gusta a todo el mundo porque lo demuestra, pero también tiene su corazoncito por estar con su hermano de sangre y de aventuras.

Schimdt (Jonah Hill): nos quedamos sin adjetivos para definir a este magnífico actor, que lleva unos años demostrándonos que se está convirtiendo en uno de los mayores descubrimientos de Hollywood, en esta ocasión tiene más protagonismo y vemos su lado más salvaje y aventurero que en la anterior.

El resto de interpretaciones están metidas en la trama de forma adecuada y simbolizando una parte fundamental de la historia para que nuestros héroes puedan solucionar todo lo que se les avecina durante su estancia en la universidad.

Finalmente, es una película que está llena de comedia y con la que el público no va a parar de reír con una historia llena de acción y todas las ventajas o inconvenientes que puede tener la universidad en EEUU, con unas interpretaciones de los protagonistas llenas de madurez respecto a la anterior y llena de humor típico hollywoodiense.

Lo mejor: Channing Tatum y Jonah Hill, la banda sonora, humor a raudales

Lo Peor: Un argumento previsible, poco protagonismo del villano

ESTRENO 22 DE AGOSTO.

También podría gustarte Más del autor