The Strain, lo nuevo de Guillermo del Toro

0 476

The_Strain_Serie_de_TV-641352200-large

Por María Pérez

Un avión aterriza en John F. Kennedy International Airport con las luces apagadas y las puertas selladas. El epidemiólogo Dr. Ephraim Goodweather y su equipo son enviados a investigar. A bordo se encuentran doscientos cadáveres y cuatro supervivientes. La situación se deteriora cuando los cuerpos comienzan a desaparecer de las morgues, Goodweather y un pequeño grupo de ayudantes se encuentran luchando para proteger no sólo a sus propios seres queridos, sino a toda la ciudad… de una antigua e inimaginable amenaza para la humanidad.

La nueva serie de la FX que se estrenó el pasado 13 de julio en EEUU, dirigida por Guillermo del Toro y basada la trilogía del mismo nombre (escrita por él junto con Chuck Hogan), nos presenta una historia de vampiros, pero eso en el primer episodio todavía no se sabe, ya que de momento solo han salido unos gusanos que se meten debajo de la piel junto con un señor (vampiro) bastante perturbador (y ciertamente un poco asqueroso) que deja seca a la gente.

Lo primero que ves de la serie es ese horrible cartel que te quita las ganas de empezar a verla, si el objetivo era impactar, lo han conseguido, pero no de una manera muy agradable, luego tampoco es especialmente desagradable. Empieza con buen ritmo, presentación del problema (el avión) y de nuestro personaje principal, Ephraim Goodweather encarnado por Corey Stoll, que viene a ser el típico hombre tan metido en su trabajo que tiene problemas con su familia. Por otro lado los malos (vampiros) que parecen ser bastante ricos y un viejo loco que algo sabe sobre el asunto pero al que nadie hace caso.

Un capítulo no es suficiente para determinar por dónde va a seguir, pero de momento marcha bien, ahora con este boom en la pequeña pantalla quizá sea una de las de añadir a la lista de series que recordar o quizá sea una más que añadir al montón de las que no destacan ni para bien ni para mal, esperemos que del Toro no esté buscando nuestra indiferencia.

También podría gustarte Más del autor