Foxfire | Película pretenciosa perdida a medio camino.

0 454

Por JK3

Dirigida por Laurent Cantet, “Foxfire” es una película dramática ambientada en plenos años 50 que narra la historia de una banda de chicas de una pequeña ciudad al norte de Nueva York.

El inicio, con tintes de misterio y rebeldía, se nos presenta como una historia trascendental y ambiciosa que nacerá de la humildad y normalidad siguientes en que se desarrolla, con cotidianidad y soltura, en los primeros minutos del film. Pero esta promesa no tardará en ir perdiendo veracidad, y pronto la emoción irá decayendo, aun con el giro que toma la historia tras finalizar la primera hora de la película, donde las motivaciones y ambiciones principales parecen haberse esfumado y no sean más que ecos de lo que una vez la historia nos dijo que sería, navegando sin rumbo fijo en un extenso mar de inapetencia hasta el rebuscado pero inesperado resultado final en el cual una sorprendente emotividad aflora de inmediato, acrecentada por la ambigüedad de los hechos acontecidos.

Uno de los principales errores de la película es la lentitud con la que evolucionan los personajes que componen el grupo de las Foxfire. Se nos presentan rebeldes, antisistema y confiadas, luchadoras. Sin embargo, también son poseedoras de un temperamento adolescente que infantilizará sus batallas y fechorías. A excepción de la complejidad psicológica que tienen algunas protagonistas y que es mostrada principalmente al inicio del film, y de los matices que en determinados momentos se dejan entrever, las Foxfire parecen estar abstraías en una burbuja de simplicidad poco evolutiva de la que en raras ocasiones consiguen escapar, cansando. Sin embargo, en el último tramo de la película, diversas facetas de las protagonistas nos son reveladas, libres ya del carácter adolescente, logrando captar la atención del espectador de nuevo, si es que el mismo ha conseguido llegar hasta ahí tras sobrevivir al tedio al que nos hemos visto expuestos anteriormente.

Las actuaciones resultan convincentes, realistas e incluso carismáticas, sin desprender aburrimiento en las partes más lentas y sin resultar sobreactuadas cuando la emoción reclama escenas de densa emotividad, las cuales resultan descafeinadas e insuficientes dada las deficiencias del guion, que no consigue llevar la historia a buen puerto, no ya por problemas en las actuaciones en sí.

La fotografía, en su simpleza, resulta poco interesante y extremadamente aburrida, con el consistente empeoramiento de la calidad total del film. No logra transmitir apenas emotividad y dramatismo, echando en falta el uso de planos más expresivos y elaborados.

La banda sonora, prácticamente invisibilizada, parece no querer hacerse un hueco entre los atractivos de la película y, junto con la fotografía, da la impresión que quiere aderezar la decadencia de la obra en su práctica totalidad. Destacaría, eso sí, las canciones de aquella época que logran introducirnos más en el contexto en el que las Foxfire se desenvuelven.

Resumiendo, Foxfire es una película interesante y entretenida realmente pretenciosa que se queda a medio camino, donde es herida por su simple fotografía, sus deficiencias en el guion y la pobre banda sonora, sin llegar a morir y acabar en el rincón de los horribles desastres cinematográficos.

También podría gustarte Más del autor