Home / Críticas Estrenos / X-Men: Días del Futuro Pasado | El enloquecido, electrizante y explosivo blockbuster del verano.

X-Men: Días del Futuro Pasado | El enloquecido, electrizante y explosivo blockbuster del verano.

Por Jorge Aceña

El cine ha hecho que los personajes más emblemáticos de la editorial estadounidense, Marvel, sean mundialmente conocidos, hasta en los espacios y zonas más recónditas por haber y existir. Marvel ha ido creciendo y doblegando sus dotes dando vida a sus superhéroes más queridos en la gran pantalla, pero, para los menos fans de estas historias, entre los cuales me encuentro, nos podemos ver algo sobrecargados en base a la rapidez con la que estas sagas pasan por la cartelera, a lo que asisto con cierto estupor.

Últimas cintas como “Los Vengadores”, para mí un auténtico error, debido a su falta de lucidez; “Iron Man 3”, tediosa última película sobre las aventuras del egocéntrico Tony Stark o “Capitán América: Soldado de Invierno”, no han sabido captar la esencia de aquellas otras propuestas que para mí resultaban verdaderamente interesantes, cómo el primer “Spiderman” de Sam Raimi o incluso “X-Men: Primera Generación”.

Pero tras un largo período sin esa película voluptuosa y enérgica de la industria, por fin asistimos al espectáculo que deberían ofrecer cada una de estas adaptaciones. Es “X-Men: Días del futuro pasado”.

En este episodio, los X-Men deberán hacer frente a Trask Industries, una empresa creada para dar caza a los mutantes y que será el origen de un futuro desolador y sin esperanza para estos. Sólo viajando al pasado, podrán prevenir lo que para ellos será el fin de sus días.

Con un nexo de unión que conecta extraordinariamente estos lapsos de tiempo, Bryan Singer consigue inmortalizar en esta historia a los mutantes de las entregas antecesoras, y en ningún momento sentimos esa alarma de la extrañeza, de lo inusual o de simplemente encontrarnos perdidos en medio de la trama. Esta es sin duda su mejor baza, la capacidad creativa con la que Singer hace frente a una atipicidad dificultosa y la forma en la que sale del paso con una narrativa muy sólida y un sentido del ritmo altamente frenético.

No es sólo por la acción, el poderío de sus efectos visuales etc., lo grande de esta película es la capacidad de reflexión con la que estos mutantes se mueven, sus emociones, la búsqueda definitiva del camino que deberán tomar para salvar a su especie, las decisiones que emergen de su interior para servirse los unos de los otros, de luchar codo con codo… me resulta fantástico.

Es una de esas películas que para los seguidores quedará marcada por un ferviente y tierno regocijo, al ver en pantalla a los principales mutantes cómo Tormenta o Lobezno, con mucho protagonismo, por cierto. Y el placer que nos causa a los demás ver las siempre grandes interpretaciones del que para mí es uno de los más grandes actores del momento, Michael Fassbender, con un momento culmen en la película que todo el mundo sabrá a cuál me refiero.

“X-Men: Días del futuro pasado” es el enloquecido, electrizante y explosivo blockbuster del verano, una seria y clarividente muestra de que el buen cine su puede lograr, sea el género que sea y venga de quién venga. Una película que dará mucho que hablar y que los más acérrimos amantes del cómic ensalzarán en los próximos días. No se la pierdan.

Estreno: 6 DE JUNIO DE 2014

Sobre Jorge Aceña Rincón

El cine lleva conmigo prácticamente desde que nací. De pequeño, y a escondidas, descubrí a directores como Leone o Coppola. Ver “Nosferatu” de Murnau antes que “Toy Story” dice mucho de todo esto. Me alimentaba de colecciones que llegaban a casa, alternándolas con Disney o demás dibujitos televisivos. En el momento que ví “La Naranja Mecánica” comencé a practicar la religión Kubrickiana. Enorme pasión por lo descubierto hasta ahora y enfermiza expectación por descubrir.