Los videojuegos, grandes historias que se quedan en la pequeña pantalla

0 397

Este es un artículo especial en el que criticamos el porqué grandes historias no dan el salto a la gran pantalla, si bien es cierto que muchos fans lo están deseando.

Tal vez los primeros intentos fallidos, al inicio del paso de videojuegos a películas, ha podido provocar un «miedo» a los directores por la dificultad que lleva trasladar la esencia del juego al filme; pero con las tecnologías que tenemos hoy en día no sería tan complicado adaptarlo, y , además, son historias ya escritas dando solamente facilidades a la hora de crear el guión.
Todo empezó a gestarse con la primera película basada en un videojuego «Super Mario Bros» con la interpretación del fantástico Bob Hoskins cuyo parecido a Mario es más que notable. Esta fue una película con un presupuesto excelente, lo cuál se dejo mostrar en sus lujosos escenarios y efectos especiales, no fue aceptada por los fans porque decían que la esencia de los personajes y su mundo no estaba bien captada, así que bajo la dirección de Annabel Jankel y Rocky Morton fue condenada al fracaso. A pesar de todo, con el paso de los años se ha considerado como un film de culto.
A partir de ahí comenzó a entrar el «miedo escénico» por parte de los directores para adaptar este tipo de películas.
Unos años después veríamos el intento de las compañías Japonesas que lanzaron en 2001 «Final Fantasy: La fuerza interior», que más que nada traspaso lo mejor del videojuego a la pantalla, pero no fue suficiente porque a pesar de tener un inicio y historia que pintaban de apasionantes, la película terminó siendo un tostón de proporciones bíblicas; y la verdad, no merece la pena derrochar demasiadas palabras en comentar una película cuya única virtud -y también salvación- es haber sido realizada con una sorprendente y avanzada técnica de animación por ordenador. Como ya he mencionado antes a pesar de su increíble realismo, casi hiperrealismo, fracasó por no haber sabido mantener al público «enganchado» a la película.
 
 
Las compañías Japonesas lograron recuperarse con la generación Pokemon y sus numerosos filmes (además de todo el merchandising, serie, videojuegos…) aunque la mayoría no pasaron del DVD o el VHS.

Actualmente el último intento fue «Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo», el cuál como los dos mencionados anteriormente acabó fracasando, pero este para mí tuvo un matiz que los otros no consiguieron y fue adaptar más o menos bien la película y conseguir hacerla divertida, pero como no otra vez los fans dijeron que le faltaba esencia.

Ya solo me queda decir el porque no seguir intentando introducir estas historias en la gran pantalla, que con la tecnología de la que disponemos y un  presupuesto medio en condiciones se podrían crear algunas de las películas más taquilleras del año. Cuántas veces he oído la expresión «Dios, que gráficos, parece una película» o «Si hicieran una película de este videojuego, sería alucinante»; ¿De verdad lo vemos tan lejano? ¿Tan difícil?, pues sí no nos queda mas remedio que verlo así después de ver como numerosos proyectos se han quedado atrás tal y como le paso a «Splinter Cell».
De verdad es complicado de entender el porque cuesta tan poco adaptar un libro y tanto un videojuego, pido un poco de comprensión a aquellos alocados que pretenden tener el entretenimiento de una película junto con la esencia de un videojuego, lo cuál no significa que sea imposible, pero debemos dar un margen dejar que haya intentos de historias tan fascinantes como las que nos encontraríamos en Costantinopla o Italia (Assassin´s Creed) o deleitarnos con la ira de los dioses tras ver como por confiar en un humano su imperio se cae (God of War). Para terminar expreso  mi más enorme deseo para dos grandes filmes que están en camino «Warcraft» y «Call of Duty», ambas con fecha de estreno aproximado en 2013, ojalá no se quede en el camino o por culpa  de fans intransigentes nos encontremos con el desecho de dos intentos más, y con esto no quiero decir que seáis críticos con la película, pero eso, con la película orientada al juego, no con la película como videojuego.

También podría gustarte Más del autor