Perdida | Morbosa teatralidad.

0 583

Por Alberto Cano

El ser humano es extraño, peculiar, con una mente que ni él mismo llega a entender, con pensamientos insólitos que a veces llegan a rozar lo enfermo y lo obsesivo. Este vive en sociedades, donde se reúne y socializa con más personas, donde trata de mantener las apariencias, ocultar su lado más extraño, aparentar ser lo que se dice ser «normal». El director David Fincher toma como referencia esta morbosa teatralidad del ser humano para trasladar al cine la novela de Gilliam Flynn, ‘Perdida’, donde plasma con maestría en pantalla el texto de la autora, consiguiendo transmitir todo el espíritu y la atmósfera del libro, logrando una película magistral, perturbadora, enfermiza y verdaderamente cautivadora.

DF-11318_11319_COMP_R -- Nick (Ben Affleck, left) is questioned about the disappearance of his wife, Amy, by Detectives Boney (Kim Dickens, far right) and Gilpin (Patrick Fugit, in dark shirt), as Nick?s in-laws Marybeth and Rand Elliott (Lisa Barnes, David Clennon) look on.

‘Perdida’ nos narra como Nick (Ben Affleck) se encuentra con que su esposa, Amy (Rosamund Pike), ha desaparecido sin dejar rastro el día de su aniversario, convirtiéndose en sospechoso de haberla asesinado y haberla hecho desaparecer. Este argumento no es nada del otro mundo, sin ver la película uno piensa que se puede encontrar con una típica cinta de misterio detectivesca, y de hecho así es como nos la venden, pero como bien sabrán los lectores de la novela, nos encontramos ante algo insólito, algo que trasciende más allá del misterio y la intriga, que trata temas variados, como un exahustivo, macabro y peculiar análisis del matrimonio, la mediocridad y falsedad de las personas, u otros como el papel que pueden llegar a jugar los medios de comunicación en una sociedad ante un hecho.

Cuando leí la novela de Gilliam Flynn, a medida que iba avanzando, me entraban dudas sobre si sería posible retratar en pantalla de la misma manera toda esa sensación malrollera, enfermiza y de locura que te deja cada capítulo del libro. Pero por muy difícil que sea la tarea, Fincher, el gran maestro del thriller actual, lo logra plasmar en el cine con una maestría impecable. El mayor exponente de esto lo vemos reflejado en las secuencias clave del desarrollo de la historia, cuando se producen los grandes giros de guión. Secuencias que en la mayoría de ocasiones consiguen que nos quedemos perplejos, abrumados; llenas de momentos de misterio, locura, tensión e incluso algún que otro toque de humor negro; que logran una atmósfera verdaderamente inquietante. Todo gracias a una magistral dirección, a un montaje asombroso y a una turbadora banda sonora a cargo de Trent Reznor y Atticus Ross.

DF-05860_R -- As her marriage flounders, Amy (Rosamund Pike) expresses her thoughts in a diary.

La mayor fuerza del relato recae sobre los personajes, más en concreto sobre sus dos protagonistas, Nicky y Amy. Nick es un personaje pasivo, impredecible, misterioso; mientras que Amy presenta una personalidad muy macabra, terrorífica. A través de ellos la trama se postula para ofrecer un perturbador análisis de lo que llega a ser en muchos caso el matrimonio, siendo esta una relación forzada, que llega a producir el odio y la recesión, pero que en ocasiones queremos seguir en ella solo por mantener nuestra apariencia social. Ben Affleck y Rosamund Pike están más que correctos en sus respectivos roles, en especial Rosamund como Amy, un papel que daba para mucho juego y con el que la actriz nos ofrece una portentosa interpretación. Ben Affleck no llega a tal nivel de grandeza, pero sabe bien como meterse en su papel de persona pasiva y despreocupada, muy de acorde con sus dotes interpretativos. Todos los secundarios tampoco se quedan atrás. Interesantes personajes que ayudan a crear esa imagen de falsedad en una sociedad que tan bien se teje en la película. Destacar sobre todo a Carrie Coon como Margo, la hermana de Nick; y a Cassey Wilson en su rol de Noelle Hawthorne, la supuesta mejor amiga de Amy.

Para mi gusto ‘Perdida’ no es lo mejor de Fincher, en un primer visionado no me causó tanta impresión como sí lo hicieron ‘La Red Social’, ‘Millennium’ o ‘Zodiac’, aunque en esta cuestión también entra en juego el gusto personal de cada uno. Pero ‘Perdida’ es una película única en su género. Es inquietante, macabra, perturbadora. Un thriller que trasciende más allá del misterio, que ofrece un detallado análisis de esa morbosa teatralidad que tan bien define al ser humano.

ESTRENO: 10/10/2014

También podría gustarte Más del autor