Maléfica | La dulce y bochornosa villana.

2 759

Por Alberto Cano

Siempre he considerado a Maléfica como la mejor villana creada por Disney. Ese oscuro aura que rodea al personaje, ese diseño tan aterrador y todas las grandes virtudes que posee hacen de ella un personaje magnífico y sólido, que considero que destaca por encima del resto en el clásico de Disney ‘La Bella Durmiente’. El hecho de que se estuviera planeando una película basada en  este personaje generó al principio un gran entusiasmo en mí, pero este entusiasmo empezó a venirse abajo a medida que fueron dando nuevos detalles sobre el proyecto. Cuando empezaron a salir los primeros avances comencé a interesarme algo más por la película, pero lo cierto es que una vez vista puedo afirmar que es una verdadera absurdez que destroza totalmente un personaje tan emblemático como Maléfica.

El principal problema que encontramos en esta nueva visión del clásico es lo dulcificada que se encuentra toda historia. Cuando uno piensa en una película sobre Maléfica seguramente lo primero que le venga a la mente es una ambientación oscura y terrorífica, que esté al nivel de todo lo que este personaje puede ofrecer; y así era como se nos empezó vendiendo este film, en el que el resultado final poco o nada tiene que ver con esa tenebrosidad que prometía.

Ya desde su comienzo empezamos a ver cosas verdaderamente chocantes y absurdas. Se nos presenta a Maléfica como un hada buena y bondadosa, los diálogos son tópicos, infantiles y ridículos; y los cambios respecto a la historia original son absolutamente descabellados. El artífice de todo este esperpento es el desatinado guión que firma Linda Woolverton, proponiéndose únicamente hacer más accesible la historia a todo tipo de público para lograr sacarse unos cuantos millones más en los cines, recurriendo para ello a un montón de tópicos y cambios absurdos con los que consigue que la película se convierta en un completo desastre.

El desarrollo del personaje de Maléfica es ridículo mire por donde se le mire. No veo nada acertado el hecho de querer humanizar el personaje, y mucho menos cuando esa humanización arruina por completo la historia original. Maléfica es una villana, su maldad no necesita ningún tipo de explicación, es mala por naturaleza, y que aquí te la quieran mostrar como una persona con un lado amable y bondadoso me resulta estrafalario y chocante. Lo mismo puedo decir de otros personajes como las tres hadas, quienes en el clásico de Disney de 1959 resultaban de lo más agradables y encantadoras y ahora nos las presentan como tres payasos de circo sin gracia alguna.

Lo único decente que he podido encontrar en ‘Maléfica’ es la más que correcta interpretación de una carismática y portentosa Angelina Jolie, quién se come la pantalla y la atención del espectador en la gran multitud de primeros planos que se nos presentan de su personaje. Pese a que la película no logra desarrollarlo en condiciones, ella consigue hacer un trabajo verdaderamente espléndido. En cambio, no puedo decir lo mismo de Elle Fanning, que aunque como actriz me parece bastante admirable, no me parece que sepa interpretar en condiciones el papel de Aurora, ofreciendo una actuación sosa e insípida.

El apartado técnico es impecable, de eso no hay duda, pero Disney lleva haciendo uso del mismo estilo visual desde la Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton, reutilizando exactamente los mismos recursos, tirando hacia lo seguro, a aquello a lo que saben que va a llamar la atención del público y va a generarles la mar de beneficios, sin importar para nada que el resultado del film sea algo repetitivo, monótono y rutinario.

Resumiendo, una película esperpéntica, monótona e infantil que nos presenta una versión bastante absurda del clásico de Disney ‘La Bella Durmiente’. Es posible que haya un amplio público que consiga disfrutar con esta nueva revisión del cuento, especialmente el público más infantil, pero si vas buscando ver algo medianamente decente con una pizca de seriedad y sentido común es más que probable que ‘Maléfica’ te termine horrorizando.

También podría gustarte Más del autor